Deportes

El partido de Mundial más violento fue en Alemania 2006 con Cristiano presente

Ronaldo se fue lesionado al minuto 32 tras sufrir las patadas holandesas.

Portugal Vs Holanda

La Copa del Mundo de Qatar 2022 está por llegar y es imposible no recordar los momentos más icónicos que han dejado las citas orbitales a lo largo de los años. No siempre por el nivel futbolístico que muestran los equipos, algunas veces es por todo lo que rodea los partidos.

Bajo el marco de los octavos de final del Mundial Alemania 2006 se dio lugar a uno de los encuentros más intensos de la historia del fútbol. El 25 de junio de 2006 se veían las caras en Núremberg, Países Bajos y Portugal, selección que tenía como estrella a un joven Cristiano Ronaldo de 21 años.

Vea también: En su primer Mundial, Colombia le anotó 4 goles al mejor arquero de la historia

El compromiso se desarrollaba con el antecedente de la eliminación que Portugal le había propinado a Holanda en la Eurocopa del 2004. Los neerlandeses llegaban al partido con deseo de revancha y sed de venganza, que no demostraron futbolísticamente, sino a través de infracciones y patadas que cayeron en su mayoría sobre Cristiano.

Desde el primer minuto de juego, Holanda disputó el partido con tanta vehemencia que solo otro minuto más tarde, el árbitro tuvo que amonestar a Van Bommel por la primera ‘caricia’ sobre el hoy delantero del Manchester United cuando se disponía a la fuga en velocidad. Tan solo cuatro minutos después, Khalid Boulahrouz también vio la tarjeta amarilla gracias a otra patada a Cristiano.

Sobre el minuto 20, Maniche salió en defensa del delantero y le pegó a Van Bommel. Después de la falta, le bastaron 3 minutos al portugués para poner el primer y único gol en el partido.

Transcurridos 33 minutos del primer tiempo, el entonces ‘17′ y hoy capitán de Portugal, tuvo que abandonar el terreno de juego por molestias en sus piernas, resultado de los reiterados golpes que los holandeses le propinaron.

Después de la salida de Cristiano, cada balón en el terreno de juego era una guerra personal e incluso Arjen Robben sufrió una de ellas a la altura del pecho en el área rival. El árbitro determinó que era falta del neerlandés.

Vea acá: Sancionan a integrante de una comisión arbitral por acoso sexual a árbitras

¿Quiénes fueron expulsados?

El árbitro expulsó a Costinha y Deco por parte de Portugal y de Holanda le mostró la cartulina roja a Giovanni van Bronckhorst y Khalid Boulahrouz.

El partido dejó una imagen que trascendió el mundo futbolístico: Deco y van Bronckhorst, compañeros en el Barcelona, terminaron de ver el partido juntos, sentados y hablando, después de darse con todo en el terreno de juego.

Al final del compromiso, Portugal venció por la mínima y clasificó a los cuartos de final, pero el marcador pasa a un segundo plano cuando se habla de aquel encuentro mundialista.

¿Qué pasó con el árbitro?

El referí ruso Valentín Ivanov se retiró tras este encuentro. Estuvo cerca de suspender el partido tras superar el récord de amonestaciones en una Copa Mundial: 16 amarillas y 4 rojas y batir el récord de ser el partido más violento de los mundiales.

Joseph Blatter, entonces presidente de la FIFA, cargó contra el juez por no haber impartido justicia ni protegido el espectáculo.

¿Además del más violento, es el mejor partido de la historia?

Algunos hinchas del fútbol creen que este es uno de los partidos que jamás olvidarán, tanto por las peleas como por las estrellas que estaban en el terreno de juego y cómo se desarrolló el encuentro.

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos