Entretenimiento

“Yo vine sin camello ni nada” Esta fue la difícil situación que vivió ‘Don Jediondo’ en sus inicios en la televisión

El humorista recordó sus primeros pasos en la pantalla chica, y en particular durante su etapa en ‘No me lo cambie’

Personaje de Don Jediondo es el más criticado en La vuelta al mundo en 80 risas.

Don Jediondo es uno de los humoristas colombianos más destacados del país. Logrando una carrera estable que empezó varias décadas atrás con mucho esfuerzo y disciplina que han llevado a Pedro González, su nombre real, a salir adelante y ser toda una institución dentro del mundo del entretenimiento y el humor.

Aunque sus inicios fueron en la radio, el nacido en Sutamarchán (Boyacá) se labró un nombre por sus apariciones en televisión, y sobre todo por la variedad de personajes que interpretó en No me lo cambie, programa de comedia emblemático de los años 90.

Ahora bien, el humorista estuvo en Bravissimo, programa de CityTv en donde habló sobre algunos aspectos de su vida, entre los que abordó el tema de sus primeros trabajos en la televisión y su lucha por abrirse paso para vivir de una profesión que ama profundamente.

Recomendados

Mi primer trabajo cuando llegué a Bogotá fue en Mosquera, estaban remodelando las cuerdas de la luz y tenía que medir los cables. Me dieron un carrito y a diario me caminaba unos 20 kilómetros porque estaban cambiando todo el cableado. Tenía 17 años”, comenzó diciendo el famoso.

Según contó el comediante, fue entonces cuando dio su paso a la televisión, y especialmente dio inicio su carrera como cuenta chistes:

Yo venía sin camello ni nada. Me puse a hacer un noticiero en Radio Capital y a los pocos años infortunadamente mataron a don Germán Tobón, que era el dueño de la emisora y me quedé en la calle. Entonces me presenté a ‘sábados felices’ como cuenta chistes y al comienzo me gané como tres programas”

No obstante, el comediante aseguró que su participación en el popular espacio de humor fue clave para que Hernán Orjuela se fijara en su talento y lo llevara al programa ‘No me lo cambie’, donde le pagaba 10.000 pesos y fue punto de inflexión en su carrera.

Un día, estando en la casa sin hacer nada, me empezaron a llamar al teléfono fijo. Mi esposa me dijo ‘te está llamando un tipo que se está haciendo pasar por Hernán Orjuela’, porque yo le decía que mi ambición era estar en ‘No me lo cambie’. Ella le colgaba, y un día llamó y mi esposa dijo ‘ahí está el que se hace pasar por él’. Contesté y me dijo que le gustaría hacer una sección en ‘No me lo cambie’ que se llamaba ‘Los boyaquitos’. Al siguiente sábado me dio un platal por eso, como 10.000 pesos en ese entonces, y eso para mí era muy bueno. El otro compañero era Fernando Rojas, y así empezaron ‘Los boyaquitos’ y ahí empezó mi sueño”, finalizó.

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos