Entretenimiento

Luisa Fernanda W: las diferencias entre el primer y segundo embarazo de la influencer

La youtuber enlistó lo que más la ha marcado durante esta segunda experiencia maternal

Luisa Fernanda W

Ya llegó el mes de octubre y cada vez falta menos para que Domenic, el nuevo bebé de Luisa Fernanda W y Pipe Bueno, pueda ver la luz. Este sería el segundo niño de la pareja, tomando en cuenta el primer embarazo que tuvo la influencer en 2020. Y tal y como ha dejado saber en algunas oportunidades, cada proceso tuvo varias diferencias.

La creadora de contenido tuvo a Máximo en octubre de 2020, anunciando a los largo de los meses anteriores cómo iba evolucionando su embarazo, desde sus síntomas hasta cómo se sentía por ser mamá por primera vez. Pero ahora que ha pasado por esta experiencia, con su segunda oportunidad maternal ya tiene una base para hacer comparaciones entre cada proceso.

Puede leer: ¿Luisa Fernanda W planea tener más hijos? Esto dijo la influencer

Recomendados

En una de sus más recientes publicaciones, Luisa Fernanda W aprovechó no solo para mostrar cómo luce con casi nueve meses de embarazo, sino que también reveló algunos datos de su proceso actual, dejando ver algunos síntomas que ha presentado hasta la fecha.

En el post comenta que, a diferencia de su primera experiencia, “los síntomas desde el día 0 hasta el día de hoy han sido fuertes, vomito, ascos, contracciones desde la semana 30″, algo que ha manifestado en varias oportunidades. En 2020 llegó a confesar que hubo una pequeña etapa en la que sintió nauseas frecuentes mientras esperaba la llegada de Máximo.

Lea también: Luisa Fernanda W dice estar pasando por una etapa del embarazo que le da mucha ansiedad

También dejó ver que los cambios hormonales le “han pegado fuerte”, no solo en lo que respecta a su físico, sino también en cuanto a su humor. Mientras que en 2020 señaló que lo más destacado es que se había vuelto un poco más “mimada” y que sus pies empezaron a hincharse de cara al último trimestre.

Luisa Fernanda W también destacó que este embarazo fue muy diferente ya que no solo debía cuidar de ella y del bebé, sino también de Máximo. Además, la situación se complicó un poco más para ella ya que debía mantener reposo durante las últimas semanas de su proceso, un detalle del que no tuvo que preocuparse en su primera experiencia.

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos