Entretenimiento

Investigación descubre que los organizadores del Jamming estaban en bancarrota antes del festival

La deuda supera los $75.000 millones de pesos.

Del 19 al 21 de marzo se tenía previsto el Jamming Festival en Ibagué. Eran muchas las expectativas que se tenían frente a esto, ya que los artistas que tenían anunciados, llamó la atención de locales y de algunos extranjeros que estaban dispuestos a viajar hacia territorio colombiano para disfrutar de las bandas y solistas que estarían presentes como Caifanes, Don Omar, Los Toreros Muertos, Los Auténticos Decadentes.

Lea también: Esposa de Lowe León se revela en redes sociales

Todo empezó a generar sospechas cuando varios artistas empezaron a cancelar sus presentación a solo días de iniciar el festival. Esto generó inconformismo entre muchas personas que ya habían adquirido sus entradas. Pero el mayor inconformismo llegó cuando el día anterior al festival, decidieron cancelarlo. Dicho inconformismo llegó a tal punto de congregar a las personas frente a Casa Babylon, sede principal del evento en Bogotá donde rayaron las paredes y lanzaron huevos sobre su fachada, exigiendo la devolución del dinero.

Lea también: La reconciliación de Lina Tejeiro y Andy Rivera

Luego de conocerse que las autoridades tomarían medidas sobre dichas irregularidades, se dio a conocer que los organizadores del Jamming estaban en bancarrota antes del festival. Según la investigación realizada por la Vorágine, muestra que dicha organización reportó a la Cámara de Comercio de Bogotá sus estados financieros del 2021, en los que se conoció que fue Buena Vibra Eventos EU está matriculada desde el 1 de marzo de 2019 y fue creada con un capital de apenas $10 millones.

Lea también: Le recomiendan a Jessi Uribe no casarse con Paola Jara

La situación reportada por la organización, muestra que para 2020  tenía activos por $1.124 millones y unas deudas que ascendían los $1.000 millones, porque por cada $100 que tenían en activos, $92 eran deudas. Para 2021, la situación siguió empeorando, ya que mientras los activos sumaban cerca de $2.000 millones, los pasivos fueron de $1946, es decir que por cada $100, $96 estaban endeudados.

Los estados financieros que en el año previo al Jamming Festival 2022 había reportado cuentas por cobrar por $1946 millones, es decir un endeudamiento en el corto plazo del 131%, fueron firmados por Alejandro Casallas, quien figura como único socio y representante legal de la sociedad Jamming S.A.S.

Tags

Lo Último


Te recomendamos