Publipets

Pasos para evitar el estrés a un gato en medio de una mudanza

Las mudanzas siempre podrían desencadenar un nivel alto de estrés no solo para las personas sino también para los animales.

Gato-Francesco-Ungaro-Pexels

Tenga en cuenta que mudarse con un perro no es igual que mudarse con un gato pues su nivel de adaptación y estrés varía mucho. Los felinos, al ser animales de hábitos y tener vínculos muy fuertes con su entorno, suelen abrumarse con la idea de cambiar de hogar, por eso es clave tener una planeación con ellos.

PUBLICIDAD

De la mano de la reconocida marca Hill’s, en este artículo le contaremos paso a paso lo que debería tener en cuenta a la hora de tomar la decisión de mudarse a un nuevo hogar con su gato.

Antes y durante la mudanza

1. Momentos antes de que llegue el carro de mudanzas o de que empiece el trajín, es recomendable que aísle a su gato en una habitación segura y tranquila para alejarlo de la bulla y el movimiento de todas las cosas.

Le puede interesar: Conozca los beneficios que trae para su vida y su entorno familiar adoptar un gato

2. Deje en esa misma habitación todas las cosas del gato, por ejemplo: la cama, los juguetes, el bebedero, el comedero y el arenero. Asegúrese de que las ventanas y puerta esté bien cerrada.

3. Ponga en la puerta de esa habitación un aviso, así sea con una hoja de papel, para que todas las personas sepan que debe permanecer cerrada la puerta y no se escape el gato.

4. Cuando llegue el momento de desocupar el cuarto en el que esté el gato, usted mismo métalo en el guacal o transportín y llévelo al carro de manera segura para que el viaje sea ameno hacia su nueva casa.

PUBLICIDAD

5. Al momento de llegar a la nueva casa, lo primero que debería hacer es escoger el cuarto en el que se pondrán en primera medida las cosas del gato para que sienta un ambiente familiar. Al igual que en la casa anterior, este día es clave que el gato permanezca encerrado con sus cosas y un familiar cercano lo acompañe por un rato para que se sienta seguro.

6. Ofrézcale a su gato un poco de comida o golosinas de su agrado.

Lea también: ¿Qué hace un gato casero durante el día y cómo estimular su actividad?

7. Cuando toda la mudanza haya terminado, permítale a su gato salir de la habitación a explorar el resto de la casa. Tenga en cuenta que todo debe permanecer tranquilo en casa para que su gato sienta que es un ambiente seguro.

8. Mantenga todas las puertas y ventanas cerradas para que no intente huir de casa por los primeros días, al menos dos semanas mientras se acostumbra a su nuevo hogar.

9. Con el paso de los días, mantenga las mismas rutinas que tenía en la casa anterior.

Es importante entender que no todos los gatos asimilan de la misma manera el cambio de hogar, por tal razón tenga en cuenta que, si su gato ha vivido siempre en la casa y no sale, requiere un esfuerzo adicional por parte de sus dueños para estimularlos a que se sientan cómodos en el nuevo lugar, por ejemplo, con comida o jugando con ellos.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags

Lo que debe saber


Lo Último