Publipets

¿Su gato dejó de comer? 12 síntomas que pueden indicar que su minino padece de hígado graso

Para evitar esta afección, es importante ofrecer un alimento balanceado acorde a la especie, raza, edad y estado de salud de su peludito.

Alimentación para gatos recomendaciones

En ocasiones, los gatitos dejan de comer, esto es algo de lo que debemos estar muy alerta, ya que cuando sucede por periodos que se extienden entre 48 a 72 horas, se genera una pérdida de energía y proteína en su organismo, lo que produce una movilización de grasas hacia el hígado, esto, con el fin de compensar este desequilibrio, que se conoce como lipidosis hepática o comúnmente “hígado graso felino”. Este síndrome puede conllevar a una falla en las funciones hepáticas, y si no se controla, podría comprometer la vida del animal.

Puede leer: Desgraciado: ilusionó su perrito con un paseo y lo abandonó

Esta enfermedad puede darse en cualquier raza y se presenta con mayor frecuencia en gatos adultos de mediana a avanzada edad, aunque se puede dar en cualquier periodo de la vida. En la mayoría de casos, lo vemos en gatitos con altos índices de estrés, obesidad, diabetes mellitus, cáncer, alteraciones de páncreas, riñón, entre otras.

Recomendados

Para evitar esta afección, es importante ofrecer un alimento balanceado acorde a la especie, raza, edad y estado de salud de tu peludito, y ante cualquier sintomatología, llevarlo de inmediato al médico veterinario y no automedicar. Los gatos siempre deben comer, si no lo hacen, y pasan más de 12 a 24 horas debe ir por urgencias para que lo valoren.

El Dr. Carlos Cifuentes, médico veterinario de Pet Food Institute, menciona 12 síntomas que podrían indicar que su minino padece de hígado graso o se encuentra en sus principios:

1. No consumen alimento por periodos mayores a 48 horas.

2. Presenta vómitos.

3. Depresión.

4. Debilidad.

5. Deja de jugar.

6. se aísla o esconde.

7. Su pelo se vuelve opaco o se le cae más de lo normal.

8. Pérdida de peso.

9. Diarrea.

10. Mucosas o piel de color amarillo.

11. Salivación en exceso.

12. En algunas ocasiones, respiración agitada con o sin dificultad.

Lea también: Alimentación en mascotas: ¿Puede afectar los huesos y cartílagos de tu cachorro?

Recuerde que si su gato presenta cualquiera de estos signos, es importante llevarlo de inmediato al médico veterinario, quién procederá a realizar una valoración clínica completa, pruebas de laboratorio e instaurará una terapia de estabilización urgente, algunas veces colocando sondas de alimentación y realizando un tratamiento nutricional intensivo.

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos