Opinión

Daniel Felipe Martínez es fundamental para el Ineos en el Tour de Francia

A. Camilo Téllez, de Caballito de Acero, analiza el momento de Daniel Felipe Martínez tras su victoria en la Vuelta al País Vasco

Los viejos seguidores de Caballito de Acero recordarán que nuestro inicio fue en un programa llamado ‘Las Bielas’, allí hicimos escuela gracias a la emisora de la Universidad del Rosario. Desde aquel tiempo, hace ya 3 años, empezamos a ver el talento de Daniel Felipe Martínez en cada una de sus participaciones, pero sobre todo, hicimos hincapié en algo que nos parecía sobresaliente en un ciclismo donde empezaban a surgir las grandes promesas de 18 y 19 años, un corredor que venía en una progresión ascendente, un ciclista que sin mucha bulla mediática iba mejorando día a día, como dicen los viejos, despacito pero con buena letra.

La carrera profesional de Martínez ha ido en una progresión notable, en su primera participación en el Giro de Italia terminó en el puesto 89 y, en su segunda participación, tuvo que abandonar. Sin embargo, el año pasado terminó quinto en la general, pero lo más relevante, se mostró como un gregario de lujo fortísimo para que Egan Bernal pudiese conseguir el Giro de Italia.

En redes sociales y algunos medios de comunicación exigen que Martínez sea el capo del equipo Ineos para el Tour de Francia ante la ausencia de Egan Bernal, no obstante, si bien es cierto que el colombiano está llegando a una gran forma y madurez ciclística, no es menos cierto que hay otros corredores que posiblemente tengan más opciones de liderar el equipo por las razones que sean, tanto ciclísticas como de imagen en un equipo británico. Aquí unos nombres teniendo en cuenta que Carapaz está confirmadísimo para el Giro: Richie Porte, Geraint Thomas y Adam Yates. Pero esto no es del todo malo para el colombiano, Daniel Felipe ha mostrado que puede ser una segunda espada, una opción a la cual recurrir si el jefe de filas da síntomas de flaqueza, es más, es deseable que sea de esta forma para que Martínez no tenga que cargar con el peso extra que significa ser capo de un equipo como Ineos.

La cualidad más importante que ha mostrado, a mi parecer, es la de ser un corredor regular y constante, situación que contrasta con lo poco fiables que pueden ser Porte en el tema de las caídas, y Yates con sus desempeños físicos donde un día es pletórico y al otro no termina por convencer en un deporte tan duro e ingrato como el ciclismo.

Este año cumple 26 y esta es la edad donde algunos expertos señalan que los deportistas empiezan a alcanzar una madurez deportiva, sobre todo en el ciclismo, eso sí, dejando a un lado los talentos precoces que están aterrizando y ya son el presente, aquellos grandes talentos hacen olvidar que hay más corredores que no necesariamente siguen esos chispazos sino que progresan con los años. No olvidemos que este 2022 Daniel Felipe fue tercero en la Paris Niza, acaba de ganar en País Vasco y, que su gran campanada, la dio en el 2020 ganando la que los viejos seguidores seguimos llamando Dauphiné Libéré.

Para cerrar, debo dejar claro que si bien es cierto creo que Martinez se encuentra en un gran nivel, no podemos esperar que le haga frente a la mejor versión de Roglic y Pogačar, sobre el papel y con la información que tenemos, los eslovenos están un escalón por encima de todo el pelotón para el Tour de Francia. Si esperaban que esta columna terminara con un “sueño amarillo”, lamento decepcionar, pero eso sí, siempre deseándole lo mejor a Daniel Felipe que ya para mí y para Caballito de Acero en su conjunto, es un grandísimo corredor que seguirá ganando en la máxima categoría del ciclismo y alegrando al pueblo colombiano.

Tags

Lo Último


Te recomendamos