Noticias

Mujer que lleva casi todas su vida en silla de ruedas pagó un a millonada para que le quitaran “la virginidad”

La historia de esta mujer se hizo viral por la forma en la que contrató para que un hombre tuviera un encuentro sexual con ella

Facebook Melanie Hawkes
Facebook Melanie Hawkes

Melanie Hawkes es una mujer de 43 años que se hizo viral luego de que compartiera su historia con el mundo entero sobre la forma en la que logró perder la virginidad, estado en silla de ruedas.

PUBLICIDAD

Le puede interesar: Aida Victoria preocupó a sus seguidores con su salud: “Se hace tan intolerante ese dolor que uno siente”

A Melanie la diagnosticaron con mielitis transversa, una enfermedad que inflama la espina dorsal y ocasiona la perdida de movilidad en piernas y brazos, desde los tres años ha tenido que luchar con su condición, la cual impide que pueda realizar actividades cotidianas y relacionarse con normalidad. La enfermedad ha limitado la vida de esta mujer al punto de que la hizo creer que nunca podría enamorarse.

En vista de que la mujer afirmó que nunca había tenido pareja y que las únicas veces que la habían tocado en su vida eran con fines médicos, ella quiso experimentar por primera vez tener una relación sexual.

Le puede interesar: Goyo hará parte del desfile de Victoria’s Secret, aquí los detalles

Para ello, Melanie averiguó por internet una agencia que ofrecía servicios de compañía y tras haberse prometido que luego de la pandemia por Covid-19 ella perdería la virginidad decidió contratar los servicios sexuales de un hombre.

Cómo perdió la virginidad

Esta australiana, que compartió, su historia en la BBC afirmó que luego de revisar en la agencia encontró el perfil de un hombre llamado Chayse, quien llamó la atención de Melanie. La mujer contactó al sujeto y lo contrató para que le ayudara a perder la virginidad.

PUBLICIDAD

Le puede interesar: ¿De la música a la actuación? Vin Diesel aseguró que J Balvin saldrá en ‘Rápidos y Furiosos 10′

«Cuando me bajé de mi silla automatizada y mi trabajadora social se fue, nos quedamos solos los dos. No tenía idea de lo que me esperaba (…) Sabía que tenía escaso conocimiento sexual y me sentí completamente abrumada con el experto que estaba parado frente a mí», narró la australiana en BBC

Allí mismo contó que tuvo que pagarle 250 dólares a Chayse por cada hora de compañía y que pasó con él 48 horas.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags

Lo que debe saber


Lo Último