Noticias

Sacerdote fue hallado muerto en un bar de Laureles en Medellín: su acompañante huyó con sus cosas

Las autoridades se encuentran investigando qué pasó con el presbítero y las causas de su fallecimiento

El caso fue denunciado por dos monjas

Los empleados de un bar en la carrera 70A con calle 42, en el barrio Laureles, occidente de Medellín, pensaron que uno de los clientes estaba desmayado sobre una de las mesas del negocio, en la noche de este sábado.

Sin embargo, al acercarse e intentar ayudarlo, se dieron cuenta que algo no estaba bien, por lo que decidieron llamar a la Policía.

Tras su arribo, verificaron que la persona estaba sin signos vitales. Y horas después, se conoció su identidad.

Recomendados

Se trataba del sacerdote Javier Eduardo González, de 39 años, oriundo de Planeta Rica, Córdoba y quien era formador del Seminario Misionero San José, ubicado en el barrio Córdoba, comuna 7 (Robledo).

Te puede interesar: Arranca la construcción de la tercera línea del Metro de Medellín

Aunque hasta el momento se desconoce las causas de su muerte, testigos del bar aseguran que el presbítero llegó en compañía de otra persona, quien huyó con sus pertenencias antes del suceso. Por lo que no descartan que haya sido víctima de escopolamina para ser robado.

El cadáver de la víctima ya se encuentra en Medicina Legal y desde el Seminario, enviaron un mensaje de condolencia a su familia por lo ocurrido y este domingo realizaron una eucaristía para recordarlo.

“Nos acompañó en varias ocasiones en la Semana Santa de nuestra parroquia, Dios conceda la paz para su alma”, indicó la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Itagüí, a través de su página de Facebook,

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos