Noticias

De la operación Artemisa a un enfoque social: el nuevo plan contra la deforestación

Ahora la lupa ya está puesta en los grandes deforestadores.

Ministra Susana Muhamad presentando el nuevo plan contra la deforestación en Colombia.

El Gobierno de Gustavo Petro anunció que la operación Artemisa, puesta en marcha en 2019 para detener el avance de la deforestación en el país, no fue efectiva por lo que anunció un nuevo enfoque basado en aspectos sociales, sin perder control en los territorios.

Así lo expresó la ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Susana Muhamad, luego de finalizar una sesión del Consejo Nacional de Lucha Contra la Deforestación (Conaldef).

La funcionaria recordó que Colombia ha perdido en las últimas 2 décadas 3.182.876 hectáreas de bosques por deforestación y la región más afectada es la Amazonía, en donde fueron arrasadas más de 1,8 millones de hectáreas.

“Hemos definido, en este primer Conaldef del nuevo Gobierno (el de Gustavo Petro), un trabajo coordinado hacia la prevención y la contención. Vamos a trabajar un plan institucional que aterrizaremos, con las demás entidades, en las regiones, priorizando por supuesto el arco de deforestación de la Amazonía”, dijo la ministra Muhamad.

También le puede interesar: Así conspiraron dos hermanos para agredir y asesinar a su mamá de 69 años

Nuevo plan contra la deforestación en Colombia

La ministra indicó que se decidió pasar de una lógica de combate militar contra la deforestación a una que destaque aspectos sociales, económicos y productivos entre las comunidades, sin perder control en los territorios, pero ahora persiguiendo a las cabezas que ocasionan este daño a los recursos naturales.

Igualmente, dijo que la fuerza pública no renunciará a la autoridad, pero en adelante las medidas no se centrarán en los campesinos, último eslabón de la cadena de deforestación, sino en quienes, amparados en una estructura criminal y organizada, solo en la Amazonía, entre 2001 y 2021, han deforestado 1.858.285 hectáreas.

“Vamos a aprovechar la vocación del suelo en los territorios, para que las comunidades trabajen con el Estado y no deforesten; nos interesa entablar con ellas un diálogo sobre educación ambiental, pero llegar a los grandes deforestadores. Otro empeño es fortalecer capacidades para llegar a las zonas afectadas”, agregó la ministra.

Según el Gobierno, las principales causas de la deforestación son la praderización orientada al acaparamiento de tierras, prácticas insostenibles de ganadería extensiva y cultivos de uso ilícito.

También el desarrollo de infraestructura de transporte no planificada, extracción ilícita de minerales, tala ilegal de madera y ampliación de la frontera agrícola en áreas no permitidas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos