Noticias

Patada de un caballo mató a joven menor de edad

Lo que sería un rato de esparcimiento para este joven terminó en un triste desenlace tras querer aprender a montar al equino.

Imagen de referencia.

Un joven identificado como Joel Díaz, de 17 años, murió tras recibir una patada de un caballo al intentar montar un equino, en un momento de esparcimiento, que le costaría la vida. El trágico hecho sucedió este lunes 15 de agosto, cuando Díaz perdió la vida, luego de que un caballo lo pateara a la altura del pecho, mientras se encontraba en el corregimiento Pueblo Nuevo- Popales, municipio de Ayapel, Córdoba.

Joel Díaz era oriundo de la vereda Nuevo Mundo. Su cuerpo fue trasladado a la morgue municipal de Ayapel. El funeral del joven se realizó en la vereda donde nació.

También puede leer: En batalla campal terminó el desplome de un caballo cochero en Cartagena

Recomendaciones para montar un caballo con seguridad

De acuerdo a la página Healthy Children, la equitación aumenta el equilibrio, la confianza en uno mismo y la autoestima.

Pero como en todos los deportes, las lesiones ocurren durante las actividades ecuestres. Pero a diferencia de otros deportes, el riesgo de lesión es más alto para los jinetes con menos experiencia. A medida que los jinetes adquieren experiencia, aprenden a evitar las lesiones porque aprenden a manejar al caballo debidamente.

La mayoría de las lesiones de equitación ocurren cuando el jinete se cae del caballo o cuando el caballo lo tira. Es más probable que las caídas causen lesiones graves si el caballo se mueve con rapidez o si arrastra o aplasta al jinete. No obstante, no todas las lesiones ocurren mientras se está cabalgando. Las lesiones más graves cuando no se está cabalgando ocurren por patadas de los caballos.

Los jinetes siempre deben tener cuidado cuando estén en cercanías de los caballos: hay que enseñarles a no pasar nunca por detrás de un caballo y a no hacer movimientos bruscos ni ruidos estridentes cerca de los caballos. Los jinetes nunca deben montar sin supervisión ni montar caballos cuyo temperamento desconozcan. Un profesional capacitado deberá verificar que todo el equipo esté en buenas condiciones. La cincha, las estriberas y las riendas deben estar bien sujetas antes de permitir que los niños monten.

Tags

Lo Último


Te recomendamos