Entretenimiento

¿Por qué cuando llueve el Internet se pone más lento?

Aunque no todo tipo de conexiones se ve afectada, el clima sí influye en el rendimiento del Internet.

A menudo, los usuarios de Internet deben lidiar con uno de los problemas más comunes: la velocidad y rendimiento de la red. Entre otros factores, el clima, desde las altas temperaturas hasta las lluvias y tormentas, puede interferir en la optimización del servicio.

Lea también: “La transición entre el calor demoníaco y la lluvia con granizo es casi imperceptible”: Clima en Bogotá

Primero, es importante entender que existen diferentes tipos de conexión y la afectación que puede llegar a tener cada una es diferente.

Una es por medio del cable coaxial, más conocida como parabólica. Otra es a través de un cable de teléfono, también conocida como conexión ADSL. El último es la famosa fibra óptica (FTTH). Según un artículo publicado por Movistar, las conexiones ADSL son las que más podrían afectarse por la lluvia, pues su funcionamiento es a través de cables de cobre que están instaladas en los subsuelos de las ciudades y cajas terminales que usualmente se ubican en la fachada de algunos edificios. Por otra parte, las conexiones por fibra óptica no deberían sufrir ningún tipo de alteración debido a que sus cables trabajan gracias a un impulso de luz que es la encargada de transmitir la señal de Internet.

Además de esto, un estudio realizado por investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia señaló que el rendimiento de las redes Wifi sí varían por las condiciones meteorológicas.

Jaime Lloret, investigador de dicha universidad, aseguró que “Factores como la lluvia, el frío, el calor o la incidencia solar, pueden afectar de manera significativa en el rendimiento de las conexiones inalámbricas WiFi que funcionan a frecuencias de entre 2 y 4 GHz”.

También le puede interesar: ¿Vive en la Costa? Ojo porque ciclón tropical Two podría llegar a su casa

De esta manera, cuando la conexión es inalámbrica, la humedad afecta la propagación de ondas de radio, lo que puede provocar que se reduzca el alcance y el ancho de banda disponible. Pese a las nuevas tecnologías implementadas con la intención de evitar este problema, las lluvias fuertes y vientos pueden producir partículas de movimiento a grandes velocidades, causando falso contactos y un eventual corte en el servicio. En cuanto a las tormentas eléctricas, los rayos emiten ondas que pueden perturbar la señal, y la energía estática proveniente de las nubes también puede causar distorsiones.

Tags

Lo Último


Te recomendamos