Noticias

Rodolfo Hernández: por caso Vitalogic la muerte política está tras sus pasos, pero él no se rinde

El abanderado anticorrupción está en problemas por presuntas irregularidades. Peligra su carrera política.

Rodolfo Hernández es el segundo político con mayor votación en la historia de Colombia. Con un discurso anticorrupción logró escalar y posicionarse como uno de los más opcionados en las elecciones presidenciales de 2022. Tal fue su fuerza política, que logró ‘desbancar’ a Federico Gutiérrez, ficha clave del uribismo. Aunque no conquistó la presidencia, siempre mantuvo la intención de hacer parte del panorama político. Sin embargo, sus decisiones del pasado le están pasando factura. Está al bordo de la muerte política.

Lea también: Robo masivo: ‘con cuchillo en mano’ cinco delincuentes asaltaron a pasajeros del SITP en Bogotá

La Procuraduría General de la Nación, en un fallo de primera instancia, sancionó a Rodolfo, destituyéndolo e inhabilitándolo por 14 años para ejercer cargos públicos, tras considerar que el también exalcalde de Bucaramanga llevó a cabo varias acciones con el objetivo de favorecer la adjudicación del contrato a la unión temporal Vitalogic RSU.

Se encontró su interés indebido en el proceso de selección destinado a la asignación del contrato para el aprovechamiento y disposición final de residuos sólidos a la unión temporal Vitalogic RSU que, de resultar contratada, le daría beneficios económicos a su hijo, en virtud de un contrato de corretaje previamente acordado”, dijo el Ministerio Público.

Dentro de las acciones que habrían sido adelantadas irregularmente por Hernández, se encuentra el contacto directo con los representantes de la tecnología que se iba a implementar, proporcionando información privilegiada sobre los requisitos que debían cumplir para asegurar la adjudicación del contrato, lo que les otorgaba una ventaja injusta sobre los demás competidores en el proceso de selección.

La Procuraduría también señaló que Hernández sostuvo una reunión en Bogotá con representantes de la compañía Vitalogic RSU, “no como un acto de cortesía para oír propuestas, sino para conocer cómo se había estructurado el proyecto que previamente había solicitado, y en ella se acordó designar la persona que elaboraría los términos que permitieran que la citada firma contratista fuera la seleccionada”, concluyen.

Esta decisión, en primera instancia, pone en vilo la carrera política del reconocido ingeniero.

¿Cómo resultó Hernández implicado en presunta corrupción?

Aunque Rodolfo era el abanderado anticorrupción en las elecciones presidenciales de 2022, paradójicamente, este escándalo por presuntas irregularidades que se gestaron durante su administración en la Alcaldía de Bucaramanga, lo dejó por el suelo.

El caso no es nuevo. Todo se desató por una firma. Un documento que lo tiene poniendo la cara ante la justicia. El oficio se firmó en julio de 2016 entre José Manuel Barrera Arias, quien entonces era el gerente de la Empresa Municipal de aseo de Bucaramanga (EMAB) y el contratista Jorge Hernán Alarcón Ayala.

Con este acuerdo comercial se buscaba celeridad en la ejecución del manejo de desechos. Pues la ciudad de Buacaramanga, se encontraba al bordo de un colapso sanitario por el estado del relleno sanitario ‘El Carrasco’.

Aunque todo parecía normal en el proceso de contratación, el asunto se complicó cuando, supuestamente, Rodolfo metió sus manos en la licitación para beneficiar a sus allegados. Hernández, al parecer, le ordenó al gerente de la EMAB, contratar una firma que les guiara en el proceso para elegir bien un nuevo operador de ese relleno sanitario. El contratista seleccionado debía cumplir con varias condiciones, entre ellas ser pioneros en tecnología para hacer el proceso, algo sostenible y moderno.

Lo curioso, es que en el adelantamiento de la contratación, se establecieron una serie de requisitos que ponían en desventaja a la mayoría de contratistas. Pero, eso sí, beneficiaban a una de las candidatas, la unión temporal Vitalogic RSU, que terminó seleccionada.

Todo pasó bajo la mesa hasta el día en que se descubrió que el proceso de contratación era sólo la punta del iceberg de un asunto que no pintaba bien. Hallaron que el hijo de Rodolfo Hernández, Luis Carlos Hernández, habría acordado repartir coimas entre los firmantes del contrato para que este fuera otorgado a la firma Vitalogic RSU. Es decir, ‘le untó’ las manos a los firmantes para favorecer los intereses detrás de Vitalogic.

Más noticias: A machete agarró a su bebé de 11 meses y a su pareja de 16 años: hay indignación en Nariño

Como el costo inicial del contrato superaba los $340 millones, lo hacía jugoso y desable entre los que concursaban por ganar el aval. Sin embargo, detrás podría haber algo más profundo: un entramado de nepotismo e intereses económicos millonarios que no se ha podido resolver. Es por ello que las autoridades llevan más de siete años investigando, sin llegar a una decisión definitiva.

Fue así como Rodolfo Hernández y su hijo, resultaron implicados en un presunto caso de corrupción que hoy tiene al excandidato presidencial con los ‘pelos de punta’.

Rodolfo Hernández apelará y llevará su caso de inhabilidad a CIDH

Tras conocerse que la Procuraduría anunció una inhabilidad de 14 años para Rodolfo Hernández, este salió en su defensa. Como la desición fue tomada en primera instancia por el Ministerio Público, Hernandez podrá apelar la decisión. Su abogado confirmó que apelarán la decisión y el caso lo llevarán ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Según la defensa del político, la Procuraduría no tiene pruebas suficientes para inhabilitar a Hernández por este caso. Rodolfo no se rinde y a pesar de las graves acusaciones, se cree que el empresario tiene todas las intenciones de lanzarse como candidato a la Gobernación de Santander.

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos