Noticias

El transporte público no es un lugar seguro para las mujeres en Bogotá: ¿Qué hacer para mejorarlo?

7 de cada 10 mujeres, manifestaron tener miedo a sufrir un ataque sexual en el medio de transporte

EFE/Nacho Gallego

La violencia sexual e intrafamiliar, son los delitos que van en aumento en Bogotá, en los últimos dos años, según un balance de la Secretaría de Seguridad, presentado el 6 de julio de este año.

En el caso de los delitos sexuales, entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2021, se presentaron 2.956 hechos. Mientras que este año, se registraron 3.854. Un aumento del 30,38 % (898 casos más).

Frente a la violencia intrafamiliar, la entidad señaló que durante este mismo semestre, en 2021 ocurrieron 17.168 delitos. Frente a 22.206, del 2022. Esto evidencia un incremento del 29,35 % (5.038).

Recomendados

Sin embargo, la entidad indicó que estos delitos tienen un subregistro, ya que solo el 13 % de las violencias que enfrentan las mujeres son denunciadas. Por ello, dicen, “no se puede afirmar que este delito esté en aumento. Lo que sí podemos confirmar es que aumenta la denuncia”.

Te puede interesar: Consecuencias de la pandemia: tras abuso sexual, el embarazo en menores aumentó en un 10 %

Pero esto no es porque no quieran hacerlo. Según el más reciente informe de la Veeduría Distrital, que encuestó a 3.089 mujeres mayores de 14 años, el 89,3 % no denunciaron los casos respecto al acoso sexual que vivieron en la calle y el transporte público.

Esto, pues no hay una respuesta óptima por parte de las instituciones para atender el caso lo más pronto. “Se puede inferir un subregistro de estos hechos en las cifras oficiales y una alta desconfianza en los canales de judicialización de estas conductas”, dice la veeduría.

Frente a esto último, la secretaria de la Mujer, Diana Rodríguez, en entrevista con PUBLIMETRO COLOMBIA, señaló que efectivamente esto pasa por tres razones: “Por falta de confianza en las instituciones. Por miedo o rechazo a la vergüenza. O por pensar que lo pueden resolver solas”.

Por ello, dice, están atendiendo esos tres factores por medio de la: “Línea Púrpura fortalecida con una efectividad del 95 %. La presencia de abogadas en 11 hospitales para que la víctima de violencia sexual no solamente sea atendida en salud, sino también en justicia. Estamos en cinco URI, una de ellas, en Puente Aranda, 24/7. Y las cinco Casas de Justicia”.

Las mujeres no se sienten seguras en el transporte público

Este mismo informe de la Veeduría, reveló que 7 de cada 10 mujeres, manifestaron tener miedo a sufrir un ataque sexual en el transporte o en el espacio público; y 8 de cada 10 mujeres han experimentado una situación de acoso sexual en algún momento de su vida.

Para ellas, los lugares más inseguros son los buses y estaciones del sistema de Transmilenio, y paraderos del SITP: Los Cedros, Usaquén; Las Nieves, Santa Fe; Castilla; y Las Margaritas, Kennedy. (2021)

“Es un fenómeno silencioso que impacta su forma de vida, y que está anclado a una cultura machista fuertemente presente en la sociedad colombiana”, señala la entidad.

De hecho, en 2014, la Fundación Thomson Reuters Foundation, reveló que el sistema de transporte público en Bogotá es considerado el peor del mundo para las mujeres.

Así lo confirma, Diana Salcedo, directora de La Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad (Limpal Colombia). “El transporte público no es un lugar seguro. Sigue habiendo una hipersexualización. A ese interés de dominio de la masculinidad sobre los cuerpos de las mujeres. Y lo que sucede en otros territorios, con otros tipos de transporte, quedan en la impunidad porque no están en el foco de la opinión pública”.

Y es que tan solo en noviembre de 2022, en 72 horas se han registrado 6 casos de abuso sexual en Transmilenio.

Hilary Castro, de 17 años, fue obligada a practicarle sexo oral a un hombre en inmediaciones de la estación La Castellana; Karen Pineda, abusada en un bus del SITP; y otra menor, mientras transcurrían las marchas contra el caso de Castro, fue agredida sexualmente en bus dual de Transmilenio.

Frente a este preocupante panorama, Diana Rodríguez, secretaria de la Mujer, reconoció que “es un espacio que tiene riesgos. Pero es aún más inseguro el hogar”.

¿Cómo hacer del transporte un lugar más seguro para esta población?

Desde la Secretaría, Rodríguez indicó que tienen duplas de atención y capacitación al personal de Transmilenio. “La Policía ha formado a 100 uniformados. Tienen 20 patrullas específicamente en las localidades con mayores índices de violencia sexual e intrafamiliar. Y tanto DIJIN y SIJIN están priorizando casos de investigación respecto a violencias de mujeres”.

Mientras que Salcedo, directora de Limpal, aseguró que “no solamente hay que trabajar en prevención. En capacitar sobre género. Se trata también de un cambio cultural de paradigma que nos permita reconocernos como iguales. A educar a chicos que en este momento están construyendo la subjetividad de que es ser hombre y mujer”.

Y agregó que en materia de protección a las víctimas del delito de violencia sexual, “debe haber un estado que responda a eso. Porque seguimos con el auxiliar bachiller en las estaciones de Transmilenio que dice ‘solamente le cogió la cola’. No podemos tolerar eso”.

Según la Policía, en lo que va del 2022 se han realizado 32 capturas por acoso y abuso sexual en Transmilenio.

Líneas de atención por violencias basadas en género

155: Orientación nacional a mujeres

141: ICBF

018000112137 o Whatsapp 3007551846 : Línea Púrpura

314 7709729 - 315 8942140: Sisma Mujer

123: línea de emergencia

122: Fiscalía

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos