Noticias

Así vive Lucas, un habitante de calle que hace 18 años duerme en una alcantarilla de Bogotá

A este adulto mayor, lo acompaña unos audífonos y una radio en las noches, para evitar el ruido que lo rodea en pleno centro de la capital

Youtube: Sin Rol Específico. Captura de pantalla 24 de octubre de 2022.

El influencer, Thomas, un joven bogotano que encuentra historias inéditas en la capital, publicó hace una semana en su canal de Youtube, ‘Sin Rol Específico’, la historia de un habitante de calle que vive en condiciones precarias, hace 18 años dentro de una alcantarilla de no más de 2 metros, en pleno corazón del centro.

El protagonista de esta historia se llama, Lucas, un historiador quien le mostró su “hogar”, ubicado en la carrera 7 con 26, a pocos metros del Hotel Tequendama y el Planetario Distrital, donde los transeúntes, bicicletas y autos, rodean su espacio.

Para encontrarlo, Thomas tuvo que preguntarle a vendedores ambulantes y locales, que lo conocen y lo aprecian, a qué hora llega allí. “Nos dijeron que él no se pasa de la calle 24. De este sector. Que toca estar pendiente”, dice un amigo que lo acompaña.

Sin embargo, ese día, no lo encontraron. 24 horas después, arribaron nuevamente al lugar. Y esta vez tienen suerte. Acostado en el piso de un monumento de una fuente, recibe al influencer bromeando.

Te puede interesar: MinDefensa respaldó actuación de García tras dialogar con manifestantes que fueron liberados

Con tenis desgastados de color café, un pantalón azul remangado, una chaqueta, un buzo, una camisa y una pañoleta puesta en su cabeza como si fuera árabe, Lucas es un adulto mayor, que no se sabe su edad.

Se acerca a la tapa de la alcantarilla designada para el cableado de telecomunicaciones de la ETB, y junto con una barra de acero y una llave, la levanta para abrirla.

“Este cuarto es herméticamente cerrado. No hay salida para otro lado. La falta de oxígeno hace que la puerta se contraiga”, les explica sobre la técnica que usa para poder entrar.

Lo primero que se ve son unas tejas plásticas que, dice, lo protegen de la lluvia.“Yo vivo a 40 cm (bajo tierra). Ese es un camarote que yo acondicioné como de un submarino (...) Yo soy querido por la Empresa de teléfonos. Respondo por todos los cables. ¿Cómo la ve?”.

¿Cómo llegó hasta ahí?

Lucas narró que encontró ese espacio por el desagüe “de una inundación que hubo cuando funcionaba la Plaza de Toros. Esto parecía una cascada. Entré y limpié todo el barro que había y encontré un cuarto”.

Dice que al principio tuvo que dormir en el piso, pero después fue recolectando unas tablas de madera que le servirían como base para su colchoneta y cobijas. “Cero bacterias. Cero ratas. ¿Cómo lo hago? Le pongo electricidad a la pared y no aguantan”, le dice al youtuber entre risas.

Respecto al poco oxígeno que allí se siente, dijo que al principio necesitaba de un extractor de aire, pero sus pulmones ya se acostumbraron.

Finalmente, Lucas señala sentirse agradecido por gozar de salud y hace una reflexión. “(Las personas tienen que) ser honestas, laborar y cuidar la familia”. Y solo hace una petición, que quienes lo vean le brinden su amistad y una muda de ropa.

Tags

Lo Último


Te recomendamos