Noticias

“Lo que pasó en Colombia es una guerra política”: Francisco de Roux

Después de la entrega del Informe Final, el presidente de la Comisión habló de los hallazgos que le dejaron cuatro años de trabajo.

Es difícil asimilar en tan poco tiempo todo lo que se reveló y falta por revelar del Informe Final de la Comisión de la Verdad. Relatos duros y reales contados por víctimas, victimarios y terceros serán conocidos por el país en los próximos meses, tiempo en el que el padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión, espera que se haga pedagogía para que entendamos, de una vez, qué pasó en 50 años de conflicto y no repitamos esos errores. “El país debe tener el valor de mirarse a sí mismo y los horrores del conflicto para poder salir adelante”, dijo.

“Durante dos meses vamos a estar hablando entre los colombianos para desatar una conversación en torno a los grandes asuntos que levantamos en el informe final. Y también va a haber, por supuesto, conversación en el exterior (con los exiliados) en los 24 nodos que tenemos en distintos lugares”, indicó el padre.

También le puede interesar: Primeras imágenes de la histórica reunión entre Álvaro Uribe y Gustavo Petro

Una guerra política

De Roux ha asegurado en diferentes oportunidades que el origen de todo el conflicto colombiano se remonta a una guerra política que pudo evitarse hace décadas.

“Tenemos que comprender que lo que pasó en Colombia es una guerra política, ese es uno de los problemas de fondo. Si desde un principio, cuando hubo las primeras insurgencias políticas se hubiera tenido eso en cuenta y se sientan a la mesa para una conversación entre ciudadanos, las cosas hubieran sido muy distintas pero se tomó una decisión militar y terminamos en un conflicto armado de 60 años con más de nueve, yo francamente veo que son más de 10 millones de víctimas”, indicó.

Por eso, a su modo de ver, “la política no puede ser un campo de desavenencias, de odios y de exclusión inmediatamente del otro, de hacerle sentir al otro que con él no podemos construir una nación, sino pasar a un escenario de diálogo, de negociación, en la que tú tienes que ceder y cambiar un poco para que el otro también cambie”.

También le puede interesar: Duque no llegó a evento de la Comisión de la Verdad pero sí a los 30 años de la Fiscalía

El mal del narcotráfico

El sacerdote jesuita también se ha referido al narcotráfico como uno de los males presentes en la sociedad colombiana. El narcotráfico, dijo, tiene una “capacidad de corrupción y de penetración en toda la sociedad”

“Colombia tiene que ponerle la cara a eso con franqueza, el narcotráfico está lejos de ser una parte marginal de la economía colombiana, son el corazón de la economía, son el corazón no solamente de la economía informal”, afirmó.

Y aseguró que “no solamente se ha metido dentro de la economía, se ha metido en la cultura, se ha metido en el fútbol... y tiene una capacidad de corrupción extraordinaria, a base de contribuir a la financiación de las campañas políticas ha comprado a los políticos. Ha penetrado también a la Policía y el Ejército de muchas formas. El sacudón para la economía colombiana sería tremendo si Colombia se sacara del narcotráfico”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos