Noticias

¿Por qué protestan empleados, proveedores y arrendatarios de Justo & Bueno?

Todos los acreedores manifiestan afectaciones por falta de pagos de arrendamiento de bodegas y costos de servicios

Justo y Bueno D1

Este lunes 2 de mayo se conoció sobre el plantón en Bogotá de varios arrendadores de la cadena Mercadería Justo & Bueno, que han estado en constante tensión con la empresa por falta de pagos. Le explicamos por qué los acreedores de esta reconocida cadena de mercados se manifiestan en la ciudad.

También le puede interesar: Fiscalía no encontró mérito para formulación de cargos a estudiante extranjera detenida en protestas

Y es que los acreedores, que agrupan a proveedores, empleados, arrendadores de los locales y entidades financieras, manifiestan su preocupación en torno a los incumplimientos reiterados por parte de la compañía desde que se declaró en estado de quiebra. Cabe mencionar que actualmente está en curso una demanda por el incumplimiento del acuerdo de reorganización por el no pago por parte de la Mercadería Justo & Bueno, de los gastos de administración que contempla la Ley 1116 y establece que son de pago prevalente y prioritario.

Además, la misma Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) ha manifestado una deuda en obligaciones fiscales de esta compañía que ya alcanza los 18.000 millones de pesos.

La abogada y representante vocera de los arrendadores de las bodegas en las que funciona la cadena Justo & Bueno, Jeimy Alfonso, manifestó a Publimetro Colombia que los gastos administrativos incluyen servicios de luz, agua, arriendo, EPS y pagos a empleados, costos que hasta ahora suman una deuda que no ha sido pagado y que alcanza los 40.000 millones de pesos.

También le puede interesar: Universidad Sergio Arboleda rechaza acusaciones de ‘Otoniel’ por nexos con paramilitarismo

La abogada sostiene que la Mercadería hizo salvamento con acuerdo de reorganización, para ponerse al día, declarando ante el juez del caso que se iba a poner al día con estos pasivos corrientes. Sin embargo, alega que los atrasos en los pagos de servicios ya los están exigiendo vía prejurídica y están a punto de embargarles los inmuebles a los propietarios, a los que la compañía les debe el valor de los arrendamientos.

“Nadie se ha comunicado de la Mercadería para enviar una comunicación formal a los arrendadores como acreedores. No hay ningún documento que nos explique a nosotros que realmente existe el fondo chino, adicionalmente no hay certeza jurídica de los documentos que firmaron para la venta de la propiedad. Todos son simplemente documentos y papeles que se han filtrado a los correos y WhatsApp de algunos acreedores”

—  Jeimy Alfonso, abogada y vocera de propietarios de bodegas Justo & Bueno

“Nadie se ha comunicado de la Mercadería para enviar una comunicación formal a los arrendadores como acreedores. No hay ningún documento que nos explique a nosotros que realmente existe el fondo chino, adicionalmente no hay certeza jurídica de los documentos que firmaron para la venta de la propiedad. Todos son simplemente documentos y papeles que se han filtrado a los correos y WhatsApp de algunos acreedores”, dice la abogada Alonso.

Sobre el caso, también se conoce que la Super Intendencia de Sociedades dio un plazo máximo hasta el próximo 6 de mayo para que el fondo de inversiones chino, Joining Futures Capital (JF Capital), envíe un informe sobre la estructuración del negocio que proponen y quién respondería por las deudas acumuladas desde el 18 de enero hasta la actualidad.

“Esto no es un fondo de capital privado, es un fondo creado en marzo de 2021 por parte dos colombianos en la cámara de comercio de Hong Kong jurisdicción que es catalogada como paraíso fiscal por la regulación colombiana. Los dos titulares son John Jairo Flores Ospina y la señora María Fernanda Mazo, ambos colombianos”, manifestó uno de los arrendatarios, Jorge Enrique Guevara.

Tags

Lo Último


Te recomendamos