Entretenimiento

“Dios convierte el lamento en baile” Iván Zuleta y su paso de la música al cristianismo

El reconocido acordeonero relató la difícil etapa de excesos que vivió durante años y como esta no le permitió ver las cosas con claridad

Iván Zuleta

Iván Zuleta es un reconocido músico, verseador y acordeonero y fue quien ocupó el lugar de Juancho Rois, en la agrupación de Diomedes Díaz, luego de su fallecimiento en un accidente aéreo. Lo que lo hace sobresaliente es que apenas tenía 18 años, no había grabado ni un solo álbum y asumió el enorme reto. En su rol como acordeonero de Diomedes Díaz logró grabar tres álbumes: Un canto celestial, Muchas gracias, Mi biografía y Volver a vivir.

Aunque varios de sus seguidores pensaron que Zuleta tenía una vida llena de fiestas, licor y trasnochos. El cantante hace pocos meses sorprendió a través de un evento religioso relatando el proceso espiritual que ha tenido que atravesar y como este cambió su manera de ver la vida y cambiar algunos de los hábitos que tuvo a lo largo de varios años.

Le puede gustar: “No será favorable”: vidente predijo cómo será el 2023 de Shakira y mencionó a su padre

El artista inició sus declaraciones, asegurando que desde muy corta edad entró en la esfera música, destacando el impacto que Diomedes Díaz tuvo en su vida. Sin embargo, con el éxito también llegaron los excesos y los abusos de salud, tanto así, que creía que era intocable y que su ego para ese entonces estaba por los cielos. Zuleta resaltó que el único intocable es Dios, ya que el hombre es débil por naturaleza.

Y es que fue allí, donde, al parecer, toco fondo, pues fue internado en cuidados intensivos hace algunos años debido al exceso de licor y su corazón estaba funcionando tan solo a un 20%. Complicaciones por las que pensó que sería operado a corazón abierto. “Yo sabía que esto era un mensaje de Dios, me estaba haciendo un llamado, el cual recibí con todo el gozo del mundo; hoy me doy cuenta de que sin licor se vive mejor. No solo tenemos talento para cantarle al mundo, el talento pertenece al que no los dio”, aseguró Iván.

También puede leer: ¿Se le mediría? Melissa Martínez está contratando un nuevo integrante para su equipo

Seguidamente, Zuleta indicó que esa era la primera ocasión en más de 30 años en el mundo de la música que subía a una tarima sin consumir licor. “Primera vez que le canto a un público tan selecto, porque son mis hermanos en Cristo”.

Luego de su sorpresiva intervención, el músico les pidió a los asistentes, cantar algunos versas para Dios: “Para él serán mis cantares, para él serán mis cantares, para él es la vida mía, Dios permita y la alegría se mude pa’ sus hogares”.

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos