Entretenimiento

“Me deprimí hasta querer acabar con mi vida”: Iván Lalinde y la difícil etapa que vivió

El presentador se ha convertido en uno de los más queridos en ‘La Voz Kids’

Ivan Lalinde
Ivan Lalinde Instagram ivanlalindeg

PUBLICIDAD

Iván Lalinde, presentador que en los últimos mese hizo parte de ‘Día a Día’ en reemplazo de Carlos Calero, y actualmente hace parte de ‘La Voz Kids’ junto a Laura Acuña. El conductor se destaca por ese toque de emotividad, espontaneidad y cariño que lo ha caracterizado desde su inicio en la televisión colombiana.

PUBLICIDAD

El presentador aseguró que tuvo una etapa en la que no se sentía feliz con ninguna de las cosas que lo rodeaba. Para aquel momento se encontraba en un programa matutino del canal RCN. Sin embargo, la audiencia de dicho proyecto no era el mejor, así que junto a otras de sus compañeras de set buscaban todo tipo de herramientas para hacer que el programa lograra funcionar.

Le puede gustar: Francia Márquez: La moda como un acto político

Tal fue la presión a la que se veía sometido que decidió acudir con un especialista y un psicólogo para hablar sobre aquellos temas que sentía lo estaban atormentando y robando su paz a diario. El presentador inició con sesiones de terapia, luego, tuvo que cambiar su forma de alimentación. Iván enfatiza que no permitió que lo medicaran, pues, nunca ha sido creyente de los medicamentos tradicionales.

Los últimos meses del año pasado fueron de los más difíciles para el presentador. Así que tomó la decisión de tomarse un tiempo para compartir consigo mismo y lograr despejar su mente, estuvo ocho días en Nuquí, en el pacífico colombiano. Además, únicamente acompañado con de un buen libro “La vida y la muerte”, afirmando que ha sido su salvavidas en todo este proceso y lo ha leído en tres ocasiones.

El presentador sentía que eran muchas las cosas que pasaban por su cabeza: “no me voy a dejar ganar de esta guevonada”. Intentaba pensar en todos las cosas que tenía en su vida y las personas que más amaba. Sin dejar de lado, la importancia y pasión que tenía por su trabajo y que desde hace algún tiempo había perdido.

También puede leer: Tildan de “machista” a Laura Barjum por opinión acerca de las mujeres que muestran su cuerpo en redes sociales

PUBLICIDAD

Gracias a sus terapias y con el paso de los días, casi que entrenaba a su mente para enfocarse en su trabajo. Sin embargo, después de 25 años en la pantalla colombiana, su contrato había terminado y se encontraba desempleado. El hecho para muchos sería un nuevo “bajón” para su salud mental, pero, este fue todo lo contrario, Lalinde aseguró que se sentía pleno y feliz.

Así que creyó que la mejor decisión era pasar unas semanas junto a sus padres. Quince días después, su padre falleció y el dolor que trajo consigo esta perdida lo hizo entender cada una de las etapas por las que ha tenido que atravesar tienen un porqué. Una de las cosas que más le costó entender fue: “en este mundo hay hijuep$u%s y yo no sabía eso, yo no tenía esa malicia, era muy ingenuo. Allá aprendí que hay gente mala y aprendí casi a mis cuarenta años”.

Además, agradece las nuevas oportunidades y aconseja a los internautas el no quedarse quietos, siempre buscar nuevas formas de reinventarse. El presentador finalizó asegurando: “Qué puteria es la vida”.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags

Lo que debe saber


Lo Último