Entretenimiento

Lina Tejeiro desde ‘La Granja del Borrego’ aprendió todo sobre el campo

La bella Lina Tejeiro se mostró completamente dispuesta para aprender qué hacer en el campo por lo que no dudó en compartirlo.

Lina Tejeiro se metió en el corral que lleva por nombre “Las Empoderadas” para clasificar los huevos y darles de comer a las gallinas.

Una gran sorpresa se llevaron los seguidores de Lina Tejeiro al verla con botas de campo y metida en uno de los lugares más hermosos de Cundinamarca acompañando al niño que se ha convertido en una sensación en redes sociales como lo es Carlos Alberto Díaz.

LEA TAMBIÉN Laura Tobón inicia campaña sobre el cambio climático y los océanos

“Mi gente, ya estamos en el campo después de salir del trajín de la ciudad y el ruido de Bogotá, nos encontramos en La Granja del Borrego, me vine para acá a aprender muchísimas cosas del campo que, seguramente ustedes tampoco saben, yo no tengo ni idea, pero me muero de ganas por saber absolutamente todo”, dijo.

Confesó que tiene miedo a las gallinas y más que alguna de ellas salga volando cerca de su cara. Todo mientras el niño granjero le contaba la cantidad que tiene y que, como lo ha dejado ver en redes sociales, cada una tiene su propio nombre.

Luego de ello se metió en el corral que lleva por nombre “Las Empoderadas”, esto debido a un chiste que hizo el adolescente tiempo atrás diciendo que ellas no necesitaban de un gallo.

La clasificación de los huevos y el uso del machete

Aprendió a diferenciar entre los diferentes tamaños que huevo mientras una gallina le picada en la mano. Luego de ello llenó un pote contentivo de ellos para pasar a la clasificación de los mismos que pueden ser por A y triple A.

Durante el recorrido descubrió las formas de la zanahoria y la razón por la que no llegan de diversas formas a las plazas o supermercados. El joven le explicó que estas que no son aceptadas por los distribuidores son usadas de alimentos para las gallinas para la pigmentación del huevo.

Siguió con un recorrido en el que se paseó por el lugar en el que estaban los cerdos y una pequeña porción de tierra en la que estaban las lombrices para pasar al lugar en el que florecen las lechugas.

Seguidamente descubrió la manera perfecta de colgarse un machete en la cintura “Yo le tengo miedo. me tiene que enseñar a usarlo”, dijo mientras dejaba ver lo filoso del mismo. Con la herramienta se fue hasta los platanales donde cortó algunas hojas.

Luego preparó una ensalada para alimentar a las gallinas en una línea larga para ceder espacio y que las mismas pudieran comer. Finalizó grabando un divertido TikTok que compartió con todos sus seguidores y que fue replicado en su Instagram.

Tags

Lo Último


Te recomendamos