Deportes

Venezolano se pasó de sobrado y lo calmaron de un patadón que desató una trifulca

Yeferson Soteldo pensó que estaba haciendo malabares en el circo y a los jugadores de Vasco le desmontaron la tarima.

Soteldo humilló a sus rivales que de un patadón le bajaron los humos y se armó la gresca

En un encuentro de la fecha 25 del Brasileirão, Santos goleó a Vasco da Gama 4-1 en un partido que no solo estuvo marcado por los goles, sino también por la polémica generada por la canchereada de Yeferson Soteldo, desencadenando una trifulca entre ambos equipos.

Desde el primer tiempo, el marcador estuvo movido con Marcos Leonardo adelantando al Santos a los 15 minutos y Pablo Vegetti igualando para el Vasco a los 31 minutos.

Vea acá: James tiene encantados a todos en Brasil: compañero se deshizo en elogios para él

El venezolano Tomás Rincón y nuevamente Marcos Leonardo marcaron para el Santos, sellando un 3-1 al descanso. Pero fue Yeferson Soteldo quien acaparó la atención desatar una trifulca con su particular estilo de juego.

Soteldo, conocido por sus gestos de sobrar a los rivales cuando su equipo va ganando, protagonizó una jugada controvertida al pararse arriba de la pelota. El paraguayo Sebastián Ferreira respondió con un patadón que, afortunadamente para él, no encontró su objetivo.

La canchereada de Soteldo generó un tumulto que detuvo el partido durante varios minutos. El árbitro Anderson Daronco mostró tarjetas amarillas a Soteldo, Ferreira y Joao Paulo, arquero del Santos. Además, el chileno Gary Medel fue expulsado para el Vasco, mientras que por el Santos, Lucas Lima y el uruguayo Rodrigo Fernández, suplente en el banco, también vieron la tarjeta roja.

Vea acá: Futbolista del Tolima tuvo aparatoso accidente y deberá pasar al quirófano

El propio jugador venezolano fue el encargado de cerrar la goleada con un tanto a los 75 minutos.

Solteldo fue genio y figura del encuentro con su gol y con su humillada a los rivales que no se aguantaron lo sucedido.

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos