Noticias

Ibagué será epicentro de discusión para pensar el papel de la música en la transformación de la sociedad

En la capital musical de Colombia se llevará a cabo el II Seminario Internacional de Música y Transformación Social, liderado por la Fundación Batuta, que dse desarrollará de manera híbrida, es de decir de manera presencial y a través de Internet, entre el 28 de septiembre y el primerio de octubre de 2021. Ibagué será epicentro de discusión para pensar el papel de la música.

En este encuentro, en el que se reunirán 88 expertos de más de 20 países, se dialogará sobre el sentido de la música en las sociedades contemporáneas, las nuevas tendencias en la educación musical y cómo entender el papel del músico como agente de transformación y cambio de realidades sociales complejas.

“Así mismo vamos a hablar sobre el tema de la música y el territorio con fines, no lugares, y los músicos frente a límites físicos y simbólicos. Por ejemplo se hablará de la música en el desplazamiento con una conferencia magistral de la doctora Laura Paniagua, una investigadora de la Universidad de Costa Rica que tiene una ponencia muy interesante sobre Latinoamérica migrante dibujada por la música, es decir, qué es lo que pasa con las hordas de personas que se están moviendo en el continente americano hasta la frontera norte y su relación con la música como escenario para mitigar las dificultades y los dolores que pueden enfrentar en esas rutas”, indica María Claudia Parias, directora de la Fundación Batuta.

Otro de los temas obligados sobre los que se discutirá será la virtualidad, sobre todo teniendo en cuenta la pandemia por la COVID-19. “Queremmos entender qué lugar ocupó la música durante el confinamiento en la mente de los seres humanos y cuáles fueron los proyectos más innovadores que se crearon con el uso de las tecnologías de la información y la comunicación”, cuenta Parias.

De los invitados del evento la directora de la fundación destaca, por ejemplo, una entrevista en profundidad que se hará con Mark Youssef, vicepresidente de Impacto Social del Kennedy Center, quien es también un músico que ha trabajado el concepto de justicia social. También habrá un espacio con antropóloga Catalina Ceballos, quien es experta en temas de comunicación y cultura,  y se contará con varios músicos que han jugado un papel fundamental en la protesta social, desde la Primavera Árabe hasta lo que está ocurriendo en Latinoamérica.

“Siempre es importante generar espacios para el debate académico y para el conocimiento, para mover las cosas e inspirar a quienes trabajamos en el sector cultural y en particular en el subsector de la música, a crear nuevos proyectos que no se nos habían ocurrido (…) Por ejemplo, en el caso de la educación musical de las nuevas tendencias, existe un programa en Londres en el que trabajan juntos matemáticos y músicos para proponer soluciones creativas a los problemas del mundo actual”, comenta Parias.

La música, el camino para muchos colombianos

Para esta experta del panorama cultural es muy importante resaltar que la música es la expresión y práctica más valorada por los colombianos en el campo de las artes, por lo que su papel debería ser mucho más aprovechado.

“Hace falta articulación,es un tema de política pública muy complejo. Pienso que conocer otras formas de hacer es algo que nos permite abrirnos al mundo y de pronto mejorar las condiciones de esa formación (…) En ese sentido el papel que ha cumplido Batuta es fundamental, de hecho, el principal programa se llama “Sonido de esperanza” y se hace de manera conjunta con el Ministerio de Cultura. Ene ste participan anualmente 18.000 niños que son víctimas de conflicto o que viven en situación de extrema vulnerabilidad social. Nosotros atendemos anualmente un promedio de entre 40 y 45 mil niños en asocio con instituciones estatales, con entes territoriales, con la cooperación internacional y con la empresa privada. Pero si tú me lo preguntas, nosotros deberíamos estar atendiendo por lo menos millones de niños”, indica María Claudia Parias al recordar los 30 años que llevan de trayectoria.    

Para la experta, la importancia de la música en la transformación social se puede entender en diferentes ámbitos. Por un lado está el fuero íntimo de las personas, pues está comprobado que quienes están en la práctica musical desarrollan habilidades cognitivas importantes relacionadas con las matemáticas y el lenguaje.  Así mismo, en términos sociales, investigaciones también señalan que se generan mejores vínculos y relaciones de grupo al pertenecer a una agrupación.

“Además, la música tiene todo que ver con sentirse feliz, con sentirse identificado con un territorio, con un país, con una región, entonces es una herramienta muy potente para preguntarte quién eres, cómo te relacionas con los demás y cómo puedes ayudar a ser justo y empático con las demás personas”, concluye la gestora cultural.

Tags

Lo Último


Te recomendamos