logo
Noticias
Líder social amenazada hace un mes, sigue sin protección / Foto: Twitter @YuliBerrio2Líder social amenazada hace un mes, sigue sin protección / Foto: Twitter @YuliBerrio2
Noticias 02/09/2021

Un mes después de haber sido amenazada, lideresa sigue sin protección

La líder social Yuli Berrío hace un mes denunció las amenazas de muerte que recibió por medio de una llamada, hasta ahora no la protegen.

Un mes después de haber sido amenazada, lideresa sigue sin protección. Así lo denunció en sus redes sociales.

Se trata de Yuli Berrío, una líder social quien denunció corrupción en Candelaria, Valle del Cauca.

Lideresa fue amenazada de muerte

Yuli Berrío, líder social de Candelaria, denunció el pasado mes de agosto que recibió una llamada donde la amenazaban de muerte. Aunque ha intentado visibilizar el caso, hasta ahora no ha recibido protección por parte de la UNP.

Fue el 3 de agosto a la 1:39 p.m. cuando Yuli recibió una llamada de un número desconocido. La exconcejal contestó el teléfono y grabó lo que le decía el hombre al otro lado de la línea. Como Yuli había recibido amenazas previamente, no quiso identificarse y acto seguido el hombre se identificó como miembro de un grupo armado. “Le doy plazo para que se vaya de Candelaria hasta hoy, a las 4:00 p.m.”, se escucha en la grabación.

Mientras ella intenta decirle que está equivocado de persona, él la amenazó con ponerle un artefacto explosivo en el lugar donde ella vive y trabaja. “Estoy hablando con una piroba hijueputa que de aquí a mañana va a tener que enterrar a dos o tres familiares”, continúa insultando el interlocutor.

Esta es la macabra llamada que recibió contra su vida y por la cual ya puso la respectiva denuncia en la Fiscalía. Además, pidió a las autoridades rastrear la llamada para ver de quién se trata. Pero nada de lo anterior, fue suficiente para tener la atención de las autoridades.

Un mes desde las amenazas

Ella decidió quedarse en Candelaria pues “yo tengo mi negocio aquí, de eso vivo y pago renta. No tengo cómo parar, no tendría de qué vivir”, le dijo en esa oportunidad a Diario Criterio.

Yuli pidió la protección del gobierno. Pero en la UNP (Unidad Nacional de Protección) lo único que le han dicho, a través de oficios, es que están estudiando su caso. Solo le han dado un chaleco antibalas y dos botones de pánico.

Por esto, en redes sociales empezó una campaña para ayudar a visibilizar su caso antes de que pueda pasar a mayores. Lo anterior, debido a que ayer la lideresa hizo otra publicación recordando su estado de vulnerabilidad.