logo
Noticias
/ Captura de video
Noticias 20/05/2021

Buenaventura terminó en toque de queda tras saqueos y la muerte de dos personas

Un gran contraste viven: un municipio sin alimentos, mientras el puerto está lleno de contenedores con alimentos.

El desabastecimiento del municipio llevó a los habitantes a intentar tomarse los contenedores del puerto. Buenaventura terminó en toque de queda tras saqueos y la muerte de dos personas.

En los últimos días este distrito especial registró desabastecimiento en los alimentos debido al cierre de las vías nacionales en el Valle del Cauca. Los hechos han ocurrido en el marco del paro nacional que vive el país desde el 28 de abril.

Lo curioso es el contraste que viven los bonaverenses en un municipio en el que reina la pobreza. Esto, mientras albergan el puerto más grande del país, a donde llegan la mayoría de los productos importados y exportados.

Buenaventura terminó en toque de queda tras saqueos y la muerte de dos personas

Desde la tarde de este miércoles las autoridades reportaron que habitantes de Buenaventura intentaron tomarse el puerto. Al parecer, un grupo de personas intentó saquear las bodegas con café.

Además, las autoridades se tomaron a la fuerza una vía para lograr sacar contenedores y esto generó rechazo entre la comunidad.

“Hoy en Buenaventura se repiten saqueos y vandalismo tal como hace 4 años un 19 de Mayo de 2017. La fuerza del estado acaba con la protesta y de paso facilita el saqueó por parte de personas ajenas a los proceso de paro cívico”, dijo Leonard Rentería, líder juvenil del puerto.

El Esmad hizo presencia durante las protestas y provocó fuertes enfrentamientos con las personas. Después de esto, vándalos realizaron se aprovecharon de la situación para saquear varios almacenes de la ciudad.

Hasta el momento se investiga la muerte de dos civiles en medio de las protestas. Sin embargo, la Policía dijo que los fallecidos son productos de choques entre bandas criminales.

Por todos estos hechos, el alcalde decretó toque de queda desde las 5 p.m. para evitar que la situación siguiera fuera de control.