logo
Noticias
/ EFE
Noticias 02/05/2021

Claudia López y Daniel Quintero le llevarán la contraria a Iván Duque con la militarización

¿Qué pasará en Medellín y Bogotá?

Los alcaldes de Bogotá y Medellín se opusieron a la idea que anunció el presidente. Claudia López y Daniel Quintero le llevarán la contraria a Iván Duque con la militarización.

El sábado en la noche, tras las protestas durante el Día del Trabajo, el mandatario anunció “asistencia militar” en las principales ciudades.

Duque dijo que no permitirá que ” las vías de hecho y la destrucción de bienes públicos o privados tengan cabida en nuestro país”. 

Por eso advirtió que la figura de asistencia militar estará vigente en las calles del país y en los centros urbanos donde se vea un alto riesgo para los ciudadanos.

Claudia López y Daniel Quintero le llevarán la contraria a Iván Duque con la militarización

Tras conocer que las Fuerzas Militares apoyarán a la Policía durante las manifestaciones por el paro nacional, estos dos alcaldes se manifestaron.

Ambos coincidieron en no apoyar la idea del presidente. “No se requiere, ni he solicitado, ninguna militarización”, dijo de inmediato la alcaldesa de Bogotá.

Luego, Quintero aseguró que su administración no pedirá ayuda adicional a las Fuerzas Militares.

“Medellín no solicitará asistencia militar adicional en el marco de las movilizaciones actuales”, escribió en Twitter.

Las protestas por la reforma tributaria

Desde el pasado miércoles la ciudadanía han salido a las calles a protestar por la reforma tributaria que el Gobierno quiere aprobar. 

Este sábado, episodios de violencia y desórdenes volvieron a Bogotá, Cali y otras ciudades de Colombia, sumando así el cuarto día de protestas contra la reforma.

Los disturbios comenzaron en la Plaza de Bolívar al final de la tarde y se propagaron por otros puntos de la ciudad, llegando incluso hasta la zona norte, donde una multitud que se congregó frente al condominio donde tiene su residencia Duque, para expresar su inconformismo con el Gobierno.

Pero entonces la multitud fue dispersada con gases por la Policía, que además utilizó tanquetas para abrir el paso por la Carrera Séptima a la altura de la Calle 145 donde está la residencia del presidente.