logo
Noticias
/ Getty Images
Noticias 26/04/2021

Claudia López ofreció hacer un cacerolazo a cambio de las marchas

Dice que puede ser “el más grande de la historia”.

Para evitar aglomeraciones este miércoles en Bogotá, la alcaldesa Claudia López ofreció hacer un cacerolazo a cambio de las marchas.

Finalizado el comité epidemiológico de urgencia, que se adelantó el domingo, la alcaldesa de Bogotá anunció que la ciudad entra en alerta roja general, puesto que se superó el 91% de ocupación de camas UCI COVID-19.

La mandataria distrital también se refirió a las manifestaciones convocadas para los próximos días, más precisamente para la del miércoles 28 de abril.

Según dijo, en momentos como los que atraviesa la capital por la crudeza de la tercera ola de coronavirus, lo responsable es no generar aglomeraciones. 

“Las marchas o aglomeraciones son en este momento un atentado a la vida. Le ruego a los diferentes dirigentes que tengan responsabilidad con la Nación y con Bogotá. Eso es arriesgar la vida de la gente. Sería una irresponsabilidad que quienes no están de acuerdo con asistir a las aulas de clase, ahora sí promuevan aglomeraciones”, enfatizó en la rueda de prensa.

Claudia López ofreció hacer un cacerolazo a cambio de las marchas

Más adelante, en su cuenta de Twitter, se volvió a referir al tema. Entonces, puso a disposición de la ciudadanía los medios de comunicación del Distrito para que transmitieran su mensaje.

“Pongo a disposición de las diferentes organizaciones Canal Capital, DC Radio, la emisora del distrito, para que puedan dar a conocer sus causas. Pueden organizar el mayor cacerolazo en la historia de Colombia”, dijo en Twitter.

Las centrales obreras no se echan para atrás

Tras una reunión, las centrales obreras y sindicalistas acordaron mantener en pie la marcha programada para mañana en Bogotá. “No nos dejan otra opción”, dijeron en la rueda de prensa que realizaron para anunciar su decisión.

Según los organizadores, el “gobierno negacionista” no les deja otra opción que salir a marchar, pues se opone a retirar el proyecto de reforma.

Pese a esto, aseguraron que todas las movilizaciones cumplirán con las medidas de bioseguridad, tales como el distanciamiento y el uso del tapabocas.

“Con tapabocas derrotemos la reforma tributaria”, expresaron en la rueda de prensa.

Al parecer, además de las marchas habrá otras acciones para demostrar la inconformidad con el Gobierno. “Vamos a sacar trapos rojos para simbolizar el hambre, vamos a poner carteles en las ventanas de las casas, vamos a hacer un cacerolazo a las 8 de la noche y vamos a mover el tema en redes”, dijo el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT), Francisco Maltés Tello.

Los líderes de la marcha también aseguraron que el paro no se reducirá a las protestas de mañana. Para eso, habrá una reunión luego de las marchas y ahí decidirán cómo continuarán el paro nacional.