logo
Noticias
Variante de coronavirus / Archivo Getty Images
Noticias 21/04/2021

¿Cómo así que avalan uso de vacuna, a pesar de un posible vínculo con coágulos?

¡Y eso que ya la prohibieron en Estados Unidos! Solo porque “el balance entre beneficio y riesgo de esta vacuna es positivo”

Continúa la vacunación masiva alrededor del mundo. Lograr la inmunización del total de la población es el gran objetivo de cada uno de los gobiernos. Por eso, todos hacen lo posible por adquirir alguna vacuna y así aplicársela a sus ciudadanos.

Sin embargo, algunas vacunas continúan generando ciertas dudas. Una de ellas ha sido relacionada como la posible responsable de la generación de coágulos. Se trata de la vacuna de Janssen. Eso sí, más allá de dicha supuesta coincidencia, fue avalada para usar.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) encontró un “posible vínculo” entre el desarrollo de coágulos sanguíneos muy raros y la vacuna de la COVID-19 desarrollada por la farmacéutica Janssen. No obstante, se seguirá aplicando.

Vacuna contra el coronavirus
Archivo Getty Images

¿Por qué continuarán aplicando la vacuna Janssen a pesar de un posible vínculo con los coágulos?

De acuerdo con lo argumentado por la EMA, el balance entre beneficio y riesgo de esta vacuna sigue siendo “positivo”. Tras dos semanas de investigaciones de ocho casos de tromboembolismos muy raros detectados en pacientes vacunados con Janssen en Estados Unidos, la EMA decidió añadir al prospecto de la vacuna una advertencia del posible riesgo, muy pequeño, de desarrollar coagulación sanguínea.

Los científicos europeos concluyeron que “estos eventos deben incluirse como efectos secundarios muy raros”. Hasta el 13 de abril, la habían recibido más de 7 millones de personas en Estados Unidos. Dicho país suspendió el uso de Janssen hasta que finalice su investigación.

“El comité tomó en consideración todas las pruebas disponibles actualmente, incluidos ocho informes de Estados Unidos de casos graves de coágulos sanguíneos inusuales asociados con niveles bajos de plaquetas en sangre, uno de los cuales tuvo un desenlace fatal”

Todos los casos ocurrieron en personas menores de 60 años, dentro de las tres semanas posteriores a la vacunación, y en su mayoría eran mujeres, señala el regulador europeo, que advierte de que, por las evidencias actuales, “no se han confirmado factores de riesgo específicos”, como la edad, el sexo y el historial médico.