logo
Noticias
/ Instagram @alexa.benavides20 / Instagram @alexa.benavides20
Noticias 21/04/2021

Brutal agresión contra una joven universitaria por pedir que no fumaran en un lugar cerrado

Otro caso de violencia contra una mujer en Bucaramanga.

La mujer hizo la denuncia en sus redes sociales para pedir ayuda con la identificación de la mujer que la golpeó. Brutal agresión contra una joven universitaria por pedir que no fumaran en un lugar cerrado.

Alexandra Benavides contó en su perfil de Instagram los detalles del hecho.

Ella trabaja diariamente en un establecimiento de la carrera 33 en Bucaramanga. En la noche del sábado, mientras trabajaba, le pidió a un grupo de personas que estaban en el lugar que dejaran de fumar.

Al parecer, la solicitud la hizo debido a que es un sitio cerrado y no se podían prender cigarrillos. Entonces, ante la negativa de los clientes, ella advirtió al personal de seguridad sobre lo que sucedía.

Pero, sin esperarlo, una mujer se levantó del sitio y la agredió.

“Esta mujer me agredió porque le pedí a los de seguridad que retiraran ese grupo de personas ya que en reiteradas ocasiones les pedí que dejaran de fumar dentro de la discoteca, es prohibido y a muchos clientes les estaba molestando, a lo cual hicieron caso omiso y fueron muy groseras”, contó.

Y luego agregó: “Les pido que me colaboren con cualquier información que sea clave para dar ya sea con el nombre de esta mujer, si alguien la vio ese mismo día en otro lugar, si conocen a alguno de los que estaban con ella en ese momento o cualquier cosa que tenga que ver con esas personas”.

Brutal agresión contra una joven universitaria por pedir que no fumaran

Joven agredida con una botella

Este caso es muy similar al que ocurrió hace poco tiempo en la misma ciudad.

Era enero pasado cuando Diana Carreño fue agredida con una botella por un par de adultos mayores en estado de alicoramiento. 

Según relató Carreño en su cuenta de Instagram, ese domingo se encontraba con una amiga tomando una cerveza en una tienda de barrio.

Allí llegaron dos hombres de unos 70 años, que según su relato, estaban en evidente estado de alicoramiento. “Empezaron a mirarnos de manera morbosa y a decirnos cosas sin sentido, pero muy intimidantes”, dijo.

Las dos jóvenes decidieron pedir a los adultos mayores que pararan esta situación. “Mi amiga les reclama de manera vehemente por sus grotescas insinuaciones y hace el gesto de sacar algo de su cartera y resulta que uno de los señores que se llama José Alejandro Ortega Ortiz (…) se le hizo fácil coger una botella de vidrio y estallármela en mi cara”, dijo.

Ante la agresión, a plena luz del día, hizo presencia la Policía, que se llevó al hombre detenido. Sin embargo, 36 horas después quedó libre.