Vecinos rescataron un polideportivo en el oriente de Cali

En un sector en el que el arte o el deporte pueden cambiar las vidas de muchos jóvenes, tener un parque es más que un lujo.

Por Lina Uribe Henao

La rutina mañanera de los jugadores de la escuela deportiva Talentos Fútbol Club arranca con una limpieza de la cancha donde luego rueda el balón. Aunque es un espacio cerrado con mallas, resulta común encontrar empaques desechables, bolsas, botellas, zapatos viejos y otros residuos en la grama sintética.

Esto ocurre en el Polideportivo Potrero Grande, uno de los espacios recreativos del barrio que lleva el mismo nombre, en el oriente de Cali. “Nos demoramos unos 15 minutos limpiando. A veces nos toca traer agua para lavar regueros… Hasta condones dejan”, cuenta Jhon Jaider Biojó, director técnico de Talentos Fútbol Club.

Parque Potrero Grande Zoila Valencia, presidenta de la JAC de Potrero Grande.

El hallazgo del desastre es escena repetida para los demás grupos deportivos o artísticos que se reúnen en el parque. Pero esto podría ser historia superada: el viernes pasado, cerca de 80 vecinos lideraron una minga con el fin de recuperar el polideportivo. Recogieron basura, pintaron paredes, podaron árboles y sembraron plantas.

“La idea es que la comunidad se apropie de sus espacios, que los cuide y los valore”: Zoila Valencia, presidenta de la Junta de Acción Comunal de Potrero Grande.

“La idea es que la comunidad se apropie de sus espacios, que los cuide y los valore”, dice Zoila Valencia, presidenta de la Junta de Acción Comunal de Potrero Grande. Con el apoyo de la Secretaría del Deporte de Cali se está planeando una intervención para lavar las cubiertas y reparar algunas mallas rotas.

Desde que se empezó a consolidar en 2006 como proyecto de vivienda para familias que habitaban los alrededores del jarillón del río Cauca, Potrero Grande ha sido uno de los barrios más violentos de Cali. En lo que va de 2020, con 56 homicidios registrados, la comuna en la que se encuentra ocupa el cuarto lugar en el mapa de riesgo de la ciudad.

"En una comunidad con tantas carencias sociales, estos escenarios se convierten en un oasis de paz": Andrés Erazo, gestor territorial.

La importancia de un polideportivo en un barrio como Potrero Grande quizá sea incalculable si se analiza desde el privilegio de otros sectores. Un espacio de recreación allí, como dice el gestor territorial Andrés Erazo, es un ‘oasis de paz’. Y ese oasis es muy hermoso: cancha de fútbol, cancha de baloncesto, parque biosaludable, baños y duchas.

“En una comunidad con tantas carencias sociales, estos escenarios se convierten en un oasis de paz. Ojalá cada vez podamos involucrar a más niños y jóvenes en el deporte para que se alejen de los malos vicios. Si los vecinos no se organizan para cuidar este polideportivo, se va a convertir en un terreno para el consumo de drogas”, explica Erazo.

Parque Potrero Grande

La semana pasada, la Alcaldía de Cali declaró 17 barrios en alerta amarilla para realizar intervenciones que disminuyan la inseguridad en lo que resta del año. Potrero Grande es uno de ellos. "Ahí tenemos una manifestación menor de homicidios, pero hay muchos otros delitos”, asegura Carlos Alberto Rojas, secretario de Seguridad y Justicia.

Los informes que miden la seguridad con base en las cifras de homicidios corroboran que la situación en la comuna ha mejorado. Daniel Penagos, presidente del Club Deportivo Renacer del Fénix, también cree que la violencia sigue dando tregua: “A veces estábamos entrenando y se armaba una balacera. Nos tocaba buscar escapatoria. Ahora, esto está tranquilo”, dice.

Parque Potrero Grande

Junto a otros 14 deportistas, Daniel conforma desde 2018 el club de baloncesto en silla de ruedas que entrena en el polideportivo de Potrero Grande. El equipo, que ya acumula dos campeonatos ganados a nivel departamental, se ha formado en una cancha de concreto donde las graderías y los camerinos son un anhelo.

"Cuando los grupos empezamos a hacer deporte, la gente fue ganando confianza. Ya nos hemos ido empoderando": Daniel Penagos, presidente del Club Deportivo Renacer del Fénix.

“Este polideportivo mantiene muy sucio porque la gente no lo cuida. Antes era muerto: nadie lo utilizaba. Cuando los grupos empezamos a hacer deporte, la gente fue ganando confianza. Ya nos hemos ido empoderando”, dice el presidente del equipo de baloncesto.

Dos días después de la minga, cuando en situaciones ordinarias no resultaría extraño que el polideportivo estuviera sucio otra vez, se comprobaron las bondades del compromiso y del trabajo en equipo. Un mensaje de WhatsApp del ‘profe’ Biojó, de Talentos Fútbol Club, confirmó el milagro: “Fui a asomarme con mis hijos y está lindo. Está hermoso. Está limpio”.


Cifra:

  • Más de 80 niños, jóvenes y adultos participaron en la minga para recuperar el polideportivo.

Más noticias de Colombia y el mundo, aquí. 

Siga a Publimetro en Google News.

Loading...
Revisa el siguiente artículo