Noticias

Los reveladores hallazgos de Persiguiendo Fantasmas, investigación sobre la noche del 22N en Bogotá

El concejal Diego Cancino, con el apoyo de la firma Cifras y Conceptos, investigó qué fue realmente lo que ocurrió aquella noche del 22 de noviembre de 2019.

“Esa noche regresaba a Bogotá, y en la escala, cuando pude revisar el celular, allegados me alertaron de la noche de terror que estaba pasando. La recomendación era que, cuando llegara, me quedara en el Aeropuerto, pues noticias falsas habían sembrado miedo, sumado a un toque de queda y a un agitado ambiente de protestas (…) Luego de aterrizar, en una misión casi imposible, logré abordar un taxi, y en el camino, hacia el suroccidente de la ciudad, se hacía difícil ignorar en cada calle a algún grupo de vecinos haciendo guardia. Muchos compartían tinto, otros prendían fogatas y hasta buscaban contenedores de aseo para armar barricadas. Las alarmas eran la música de fondo de esa fría y extraña noche capitalina. Horas más tarde todos entendieron que la trasnochada y el susto fueron en vano”. Ginna R. Sánchez- PUBLIMETRO.

“La ciudad estaba desierta, aunque eran las 7:00 pm de un viernes previo a la pandemia. Ni siquiera los buses del Sitp aparecían en las calles, mientras los bogotanos caminaban por las vías de TransMilenio para intentar llegar a sus casas y el ambiente de tensión era patente. No solo por las protestas del día, que habían causado disturbios en Suba y en el centro. Tampoco por la citación a toque de queda en Bogotá, el primero en 42 años. Este fue solo el principio de una noche dramática que muchos bogotanos todavía recuerdan con miedo. “Se están metiendo al conjunto de al lado” fue la frase que se difundió por Whatsapp, Twitter y los citófonos de miles de bogotanos. A este grito, muchos empuñaron sus armas para evitar la catástrofe que, pocas horas después, se reveló que nunca había existido”Juan Manuel Reyes – PUBLIMETRO 

Los reveladores hallazgos de Persiguiendo Fantasmas, investigación sobre la noche del 22N en Bogotá

Con ustedes: Persiguiendo Fantasmas, la revelación de la investigación que desarrollamos con Cifras y Conceptos sobre la noche del 22N en la que el miedo se tomó a Bogotá. ¡Todos conectados aquí👇! Publicado por Diego Cancino – Concejal de Bogotá en Miércoles, 19 de agosto de 2020

Diego Cancino, concejal de Bogotá y Cesar Caballero, Gerente de la firma Cifras & Conceptos presentaron la investigación Persiguiendo Fantasmas, una aproximación a lo que ocurrió la noche del viernes 22 de noviembre de 2019 cuando el Gobierno de Bogotá decretó toque de queda, producto del pánico generalizado que movieron las redes sociales con información falsa sobre el supuesto desbordamiento del orden público y la “amenaza de ingreso de vándalos a conjuntos residenciales”.

3 datos de la investigación:

  1. No hay reporte de judicializados por vandalismo 

Entre los principales hallazgos de la investigación se encuentra la confirmación de que los vándalos fueron un invento para atemorizar a la ciudadanía: “No encontramos evidencia que demuestre la judicialización de alguna persona por vandalismo durante esa noche. Tampoco hay registros del ingreso de vándalos a alguna vivienda o conjunto residencial”. 

Asimismo, información de la Policía Metropolitana de Bogotá (MEBOG), citada en el informe, indica que en esa fecha no hubo ningún judicializado por este hecho: “No hay reportes sobre la presencia de grupos humanos con la connotación de bandas u organizaciones criminales actuando en la ciudad durante el toque de queda, por lo mismo, no se reportan capturas de esa naturaleza”

  1. ¿Quién responde? 

Mientras la Alcaldía de Bogotá y el Ejército trataron de justificar la situación, sus respuestas fueron contradictorias. El alcalde Enrique Peñalosa aseguró en redes sociales y en declaraciones posteriores que esta situación se debía a un “complot”, mientras que el presidente Iván Duque y el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, ordenaban patrullajes del Ejército con la Policía.

La Policía afirma que nunca hizo patrullajes con el Ejército. La entidad, en respuesta a un derecho de petición presentado por Cancino, fue enfática en negar esta realidad. Aún así, el propio presidente Iván Duque aseguró al día siguiente que se habían hecho esos patrullajes. Esto genera la inquietud sobre la verdadera presencia militar en las calles de Bogotá en la noche del 22N

  1. Cuatro preguntas quedan en el aire  

¿Quién orquestó el “complot” al que aludió el exalcalde Enrique Peñalosa? , ¿quién impulsó la campaña de miedo difundida en las redes sociales, y con qué objetivo?, ¿qué hizo el Ejército en las calles de Bogotá en la noche del 22N? , ¿hubo violaciones de los derechos humanos por parte de los miembros de la Fuerza Pública esa noche?

El concejal Cancino aseguró que se buscará respuestas a estas preguntas, incluso, ante las actuales autoridades de Bogotá, incluidas las secretarías de Gobierno y Seguridad.

PyR Diego Cancino, concejal de Bogotá 

¿Quiénes estarían detrás de las acciones irregulares de aquella noche? 

Tratamos de encontrar nombres propios, tenemos sospechas de que quizás el Estado estuvo generando esta orquestación. Han existido referencias, pero hasta que no tengamos evidencia empírica sería irresponsable acusar a una persona. Lo que sí es claro es que el presidente en declaraciones públicas dijo que iba a militarizar la ciudad, sin embargo, los derechos de petición nos dicen que no había razón para hacer eso.

De modo personal, a mí me genera muchas dudas que cuando hay unos problemas de autoridad, de derechos humanos, de irregularidades, en la antigua administración, el señor Hoover Penilla, entonces comandante la Policía Metropolitana de Bogotá, siempre estuvo presente, es un común denominador que hemos encontrado, estamos en esa investigación.

¿Cuáles son las hipótesis, con qué fin generar miedo esa noche? 

Las marchas del 21N y el 22N, fueron de las más masivas de los últimos años, pues había un descontento que se demostró de manera masiva en las calles.  ¿Por qué entonces declaran  un toque de queda de esa manera, cuando la voz de la gente se está expresando?, ¿acaso querían aminorar esa marcha?, pero, además, ¿por qué declaran un toque de queda a luz de unos hechos que empírica y judicialmente no existieron?, ¿cuál era el plan?: quizás de vender una estrategia de seguridad que en este momento estamos viviendo y padeciendo.

¿Por qué los mensajes de miedo se presentaron sobre todo en localidades como Kennedy, Bosa y Suba, Engativá y no en localidades céntricas, ¿a qué se puede deber esta localización?  

Las mayores detenciones arbitrarias no fueron en el centro, donde fueron las manifestaciones, sino en las localidades antes mencionadas.

Ese día se presentaron 373 detenciones arbitrarias (por medio de traslados por protección sin cumplimiento de los requisitos legales). La mayoría ocurrieron en Kennedy, con cerca del 40% de los trasladados.

Siga a Publimetro en Google News 

Tags

Lo Último


Te recomendamos