logo
mundo
Captura de pantalla / Imagen TwitterCaptura de pantalla / Imagen Twitter
mundo 16/04/2021

Al menos ocho muertos en tiroteo en oficina postal de Estados Unidos

Otras varias fueron trasladadas a hospitales con heridas.

Por : Jharoccy Vasquez // EFE

Van varios ataques ocurridos en las últimas semanas. Al menos ocho muertos en tiroteo en oficina postal de Estados Unidos.

Al menos ocho personas murieron el jueves por la noche en un tiroteo ocurrido en un almacén de la empresa de servicios postales FedEx en Indianápolis (Indiana, Estados Unidos), según informaron las autoridades locales.

Además de los ocho muertos en el ataque, el autor del tiroteo parece haberse suicidado.

Según una portavoz de la Policía de Indianápolis, Genae Cook, el ataque ocurrió poco después de las 23.00 hora local. Todo ocurrió en un almacén de la empresa FedEx cercano al aeropuerto de Indianápolis en el que trabajan 4.500 personas.

A su llegada, los policías encontraron víctimas en el interior y exterior del almacén.

Ocho muertos en tiroteo en oficina postal de Estados Unidos.

Además de las personas que fueron asesinadas en el lugar de los hechos, otras varias han sido trasladadas a hospitales con heridas, al menos una de ellas en estado grave.

Cook no ofreció detalles sobre el atacante o sus posibles motivos, aunque diversos testigos han indicado a medios locales que se trataba de un hombre blanco.

Las autoridades han convocado a todos los familiares que no sepan nada de sus seres queridos a un hotel cercano, donde están recibiendo asistencia.

En las últimas semanas ha habido un repunte de tiroteos masivos en Estados Unidos. El ocurrido el 22 de marzo en un supermercado de Colorado, con 10 muertos, fue el que más víctimas mortales ocasionó.

Una semana antes, el 16 de marzo, un hombre mató a ocho personas en diversos ataques a locales asiáticos de masajes en Atlanta (Georgia).

Rosas para frenar los tiroteos en Estados Unidos.

Las víctimas de violencia armada en Estados Unidos se han convertido esta semana en 40.000 rosas blancas de seda, repartidas frente al Capitolio en una instalación efímera sobre un problema enquistado, ignorado año tras año por la mayoría de políticos del país mientras las muertes se acumulan.

A Gabby Giffords le cuesta desplazarse por el National Mall, la explanada situada frente al Congreso en el centro de Washington. Hace diez años que una bala le atravesó el cerebro durante un acto político en Tucson (Arizona) y le dejó casi paralizada la pierna derecha.

Pero Giffords sabe lo importante que es fotografiarse entre el mar de jarrones con flores que su organización ha repartido a pocos metros del Capitolio, para homenajear a las 40.000 personas que cada año pierden la vida por la violencia armada en Estados Unidos.

Después del tiroteo de Arizona, Giffords tuvo que abandonar su cargo como congresista demócrata para centrarse en recuperar el habla y la capacidad motora.

Una década después, pronunciar cada palabra sigue siendo un desafío, pero la exlegisladora se ha convertido en el icono de la lucha más estéril de la política estadounidense: la que intenta convencer al Congreso de aumentar el control de armas en el país.

“Estamos en una encrucijada. Podemos dejar que sigan los tiroteos o podemos actuar”, dijo Giffords este miércoles, durante una rueda de prensa para presentar el llamado Monumento a las Víctimas de la Violencia Armada.

Al menos ocho muertos en tiroteo en oficina postal de Estados Unidos.