logo
entretenimiento
'Desafío' / Cortesía
entretenimiento 14/04/2021

La misteriosa vida del juez del ‘Desafío’ que pocos conocían

Muchos lo ven todas las noches, pero no saben nada de él.

Si este hombre le interesa, le contamos la misteriosa vida del juez del Desafío que pocos conocían.

Sebastián Martino es el hombre que pone las reglas en el reality de Caracol y es el encargado de que nadie haga trampa.

Y aunque todos los ven cada noche en las competencias, lo cierto es que poco y nada saben sobre su vida.

Varios son los detalles de Martino que solo algunos sabían, y por ejemplo, además de su papel como juez, también tiene un importante puesto en Caracol. Y es que él es director de realities y grandes formatos del canal.

Pero además de eso, tiempo atrás también estuvo en un reality y se convirtió en el primer ganador de Expedición Robinson en Latinoamérica.

La misteriosa vida del juez del Desafío que pocos conocían

Sin embargo, Sebastián no siempre estuvo metido en el mundo de la televisión.

Y es que, aunque no lo crea, estando en Buenos Aires se desempeñaba como abogado y aspiraba a convertirse en juez… y bueno, de cierto modo lo logró.

“Nunca me imaginé haciéndolo, se dio de forma natural. Yo dirigía las pruebas (del Desafío) desde fuera, medio tenía el rol de juez y lo venía desempeñando de toda la vida. Cuando tomamos la decisión de hacerlo visible me dio duro, porque no me veía saliendo en televisión, pero también me facilitó el trabajo, porque recorrer la prueba me da la posibilidad de estar viendo lo que pasa, pegado a los participantes y no desde fuera. Soy como bipolar, en algunos momentos soy el productor general y en otros voy a mi maleta con mi uniforme, me cambio y digo: ‘Ahora soy el juez’”, contó al El Espectador.

El Desafío es emitido de lunes a viernes a las ocho de la noche.

La producción pensaba lanzarse el año pasado, pero por temas de la pandemia no pudo ser así.

Justamente, en un evento para la prensa, Martino habló de lo que sucedió cuando llegó el coronavirus al país.

“Obviamente, la pandemia cambió muchos planes y, como un hecho anecdótico, tres participantes preseleccionadas del año pasado resultaron en embarazo y por eso no pudieron estar este año… ¡La pandemia y el encierro también dejan cosas buenas!”.