logo
Deportes
/ EFE / EFE
Deportes 01/07/2021

¡Número veado! Brasil, ante la justicia por no usar un dorsal

El no utilizar un número de camiseta se ha asociado como posible homofobia. “Debe entenderse como una clara ofensa a la comunidad LGBTI+”

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) deberá responder ante la Justicia las razones de no utilizar un número que despierta polémica en Brasil.

Por si le faltaran tintes polémicos a la Copa América, una nueva e inesperada se ha suscitado y lleva acciones legales inmersas.

En esta ocasión, el ente que rige el fútbol del país suramericano deberá explicar la razón por la cuál no utilizó el número 24 en sus uniformes del torneo, algo que se ha considerado como homofóbico desde un sector de la sociedad.

De acuerdo con una decisión cautelar dictada este miércoles por el juez Ricardo Cyfer, del Tribunal de Justicia del Río de Janeiro, la CBF tendrá 48 horas para explicar si la omisión del número es deliberada.

Ha despertado curiosidad e indignación el ver que la selección de Brasil es la única de las participantes en no tener este dorsal en sus camisetas, una omisión que se ha asociado con homofobia.

El Grupo Arco Iris, de la comunidad LGBT, fue el demandante.

“El hecho de que la numeración de la selección brasileña se salte el número 24, considerando la connotación histórica y cultural que rodea a este número, asociándolo con homosexuales, debe entenderse como una clara ofensa a la comunidad LGBTI+ y como una actitud homofóbica”, señaló la agrupación.

Número polémico en Brasil

En el gigante suramericano se asocia desde hace décadas el número 24 a la homosexualidad.

La razón: identifica al venado (veado) en el ‘Jogo do bicho’, una lotería clandestina que existe en Brasil y forma parte de su cultura popular.

Hasta allí, no hay mayor nexo. Sin embargo, entre la comunidad, “veado” suena parecido a “viado” (desviado)- es sinónimo de homosexual-.

Por esta razón, históricamente muchos futbolistas han no portar este dorsal en sus camisetas.

Brasil tiene 24 convocados en la Copa América, sin embargo fue la única de las participantes en no utilizar el mencionado número en sus camisetas.

Su numeración salta del 23 al 25, lo que ha encendido la polémica.