Las cuatro ciudades que quieren la final de la Copa Libertadores en 2018

Conmebol anunció que su plan es que el próximo certamen se defina a partido único y ya evalúa candidaturas. ¿Una final en Estados Unidos?

Por Román Gómez

Cambios y más cambios, es lo que pretende la Conmebol en la Copa Libertadores y todo el fútbol sudamericano. Bajo la batuta de Alejandro Domínguez, el máximo ente del balompié en la región quiere asimilarse más a la UEFA, en su organización ante todo.

Por eso, el presidente de la Conmebol quiere que se adopten en esta parte del mundo costumbres de la Champions League. Por ejemplo, jugar la final a partido único, en una sede determinada con anterioridad es un sueño bohemio de Domínguez, que quiere llevar a cabo sí o sí en 2018.

Tan en serio habla el mandamás paraguayo, que ya existen candidaturas para albergar el partido decisivo en noviembre del próximo año. Aún cuando no se conocen la mayoría de los equipos que disputarán esa edición, sí se filtraron las posibles sedes de la eventual final.

Tres de la posibles sedes están acostumbradas a la Copa Libertadores y cuentan con estadios capaces de acoger el partido decisivo. Es el caso de Lima (Perú), que cuenta con el estadio Nacional y el estadio Monumental, los cuales tienen la infraestructura necesaria y el aforo para albergar dicho juego.

Las otras dos sedes de este póquer de aspirantes son brasileñas. Sao Paulo y Río de Janeiro ya iniciaron conversaciones para ser delegadas como la ciudad de la final. En la capital paulista existen estadios como la Arena Corinthians, el Allianz Parque, o el histórico Morumbí, que estarían encantados en ser elegidos.

En Río de Janeiro, por su parte, dos estadios cuentan con los avales y requerimientos necesarios para ser parte de la final. Sin embargo, Maracaná tendría todos los boletos para ser elegido, si es que Río de Janeiro finalmente es la ciudad designada.

La cuarta ciudad aspirante sorprende a propios y extraños. Aunque no forme parte de Sudamérica, Miami quiere llevar el evento a suelo estadounidense.

En principio, esta alternativa no es considerada con seriedad en las oficinas de la Conmebol, pero el espectáculo que dio la ciudad de la Florida durante el partido amistoso de Real Madrid y Barcelona, dejó descrestados a todos. El show no se limitó a lo futbolístico en el Hard Rock Stadium, sino que tuvo una presentación musical en el entretiempo, con Marc Anthony presentándose al mejor estilo del Súper Bowl.

Según se supo, la decisión sería anunciada en el mes de diciembre, durante el sorteo de la próxima edición de la Copa Libertadores.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo