“El cambio y la esperanza los represento yo”: Roberto Ortiz, precandidato a la Alcaldía de Cali

En su segundo intento por alcanzar este cargo propone la construcción del metro para agilizar la movilidad.

Por Lina Uribe

Roberto Ortiz Urueña asegura que el segundo lugar que obtuvo en las elecciones locales del 2015 no fue una derrota sino un aplazamiento del triunfo. Desde ese momento, este empresario del chance vallecaucano se ha reunido con los vecinos de distintos barrios de Cali para escuchar sus peticiones y pulir las propuestas con las que espera conquistar la Alcaldía de Cali.

Como miembro del Partido Liberal, Ortiz ha sido representante a la Cámara y senador en dos ocasiones, como reemplazo de Sofía Gaviria y Viviane Morales. Durante la administración Armitage se ha convertido uno de los principales críticos. En entrevista con PUBLIMETRO, el precandidato habló sobre un posible gobierno cuya premisa sea atender a los ciudadanos.

Lea también: Concejales, ‘quemados’ y nuevas caras: estos son los aspirantes la Alcaldía de Cali

Regresa a la contienda. ¿Cuál es su propuesta fundamental en esta segunda candidatura?

El problema más grande que tiene Cali es la seguridad. Tenemos una ciudad tomada por la delincuencia, con 120 estructuras criminales, 280 pandillas, 600 expendios de droga e infinidad de cosas que hacen que la gente se sienta insegura. Necesitamos más pie de fuerza policial, que las cámaras de seguridad funcionen en tiempo real y que se instalen en los barrios, grupos élite para luchar con las estructuras delincuenciales y más tecnología para vigilar todas las entradas.

¿Qué otras estrategias implementaría para disuadir la violencia?

Sabemos que el domingo es el día que más homicidios registra. Propongo crear el ‘Domingo en familia’, que son eventos en las comunas en los que la Alcaldía pone toda la logística, sonido, tarima, carpas, juegos inflables y recreacionistas para que las familias disfruten de 2:00 p.m. a 7:00 p.m. Eso sí: voy a pedir que vaya el pastor o el párroco del sector y dé 20 minutos de reflexión porque los valores en Cali se han perdido, los muchachos andan desorientados.

Lleva tres años recorriendo la ciudad para armar sus propuestas, ¿qué le dice la gente?

Me han hablado de otros problemas que tienen que ver con la seguridad. En el 2015 propuse crear el ‘policía escolar’ y me dijeron que eso era militarizar las escuelas, pero es que hoy en día estos lugares están inundados de jíbaros. Es necesario tener un policía que proteja a los muchachos adentro y afuera de los colegios, los vendedores de vicio están entrando la droga a través de los mismos estudiantes.

¿Cuál es su propuesta en materia de movilidad?

El MIO no ha cumplido las expectativas y por eso propongo que Cali tenga un metro, que nos permitirá ponerla a la altura de las ciudades más grandes del mundo. Será un sistema multimodal que no desplazará ni al MIO, ni a las gualas, ni al cable ni al colectivo, pues la prioridad es que el ciudadano tenga un buen servicio público. La idea es buscar una tarifa integrada para que las personas usen todo el sistema con el mismo pasaje.

¿Quién va a financiar ese metro?, ¿será un pago colectivo como las Megaobras?

No. Existe la ley de las APP, asociaciones público-privadas. Buscamos quién haga el metro y se lo pagamos en 30 o 40 años, que la obra sea en concesión. También tenemos en Colombia la Ley de Metros, que indica que si una ciudad quiere construir un metro recibe el 70% de los recursos por parte del Estado.

El año pasado criticó las láminas que cubrían las graderías del Salsódromo, ¿cómo sería una Feria de Cali con Roberto Ortiz como alcalde?

Mi propuesta es que el Salsódromo, que es el evento magno de la Feria, vuelva a ser gratuito. La Alcaldía debe buscar los recursos para poder llevar a la gente y repartir boletas gratuitas en todas las comunas. Hoy en día, una familia de cinco integrantes que quiera ir a ver este desfile tiene que invertir $900.000 y eso no es posible. Es más, podemos pensar en que el Salsódromo termine en el Pascual Guerrero y se puedan reunir 40.000 personas. Ahí tendríamos que incluir a más escuelas de salsa para que los bailarines hagan relevos.

Usted es un empresario que se formó desde cero, ¿qué haría para estimular la creación de empresa en Cali?

Mi idea es crear el ‘Banco de las oportunidades’ para apoyar el emprendimiento y evitar que la gente siga buscando a los gota a gota, porque eso trae sangre a la ciudad. No serían préstamos para comprar electrodomésticos o remodelar casas sino que los interesados deben presentar un proyecto y, mientras lo vamos analizando, los fortalecemos como seres humanos. Esta propuesta ya está lista. Si Dios me permite ser alcalde, la presentaré ante el Concejo el 2 de enero.

Ha ganado apoyo con su propuesta de crear el primer hospital público veterinario en la ciudad…

Tengo un viaje pendiente al primer hospital público veterinario de México porque esa es una idea que quiero replicar en Cali. Creo que Manizales lo va a licitar el otro año, ¿por qué nosotros no lo podemos tener? Quiero crear este hospital para que en Cali no existan animalitos abandonados ni maltratados.

¿Los recursos saldrían del presupuesto para la salud de los caleños?

La municipalidad puede destinar una parte, pero lo que vamos a hacer es reunirnos con los que venden alimentos, medicinas y accesorios para mascotas. Cali pone el terreno y ellos ayudan a construir el hospital, porque son los que se benefician con toda la economía que gira alrededor de las mascotas.

Aunque ha criticado a Armitage, ¿continuaría alguna de sus estrategias?

Tendría que mirar y evaluar, no todo es malo. Yo he sido crítico con muchos desaciertos de él, sé que ha tratado de hacer las cosas bien, pero Cali es una ciudad muy compleja. Mi crítica ha sido que ofreció mucho y ha cumplido poco.

¿Participaría en la consulta interpartidista que proponen otros precandidatos?

No se puede descartar nada, todavía faltan varios meses para esa consulta. Soy partidario de que se haga porque eso permite, democráticamente, que no existan atropellos.

¿A qué precandidatos invitaría a su campaña?

Todos son bienvenidos. No descalifico a nadie porque todos tienen la oportunidad, pero en los barrios he dicho que por esta época van a llegar muchos ‘encantadores de serpientes’ a prometer. Cali tiene tres opciones para elegir alcalde: la primera, elegir el continuismo; la segunda, volver al pasado; la tercera, el cambio y la esperanza, que es la que represento yo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo