Cinco males que le dañan la calidad de vida a los bogotanos

Y ya se acostumbraron a vivir con ellos

Por Publimetro Colombia

Puede que esta nota le suene a ‘cacho’, como dicen por ahí, porque es muy obvio. Algunos dirán que descubrimos que el agua moja, pero en realidad, y si se pone a pensar, la calidad de vida de los bogotanos no es la mejor del mundo y con el crecimiento acelerado de la ciudad no se ve un buen panorama.

Si bien hay muchos hechos que pueden afectar la calidad de vida de los bogotanos, elegimos cinco, por el momento, que en verdad atentan contra la calma de los ciudadanos:

*Consultamos a la Secretaría de Movilidad sobre la señalización y demarcación de vías, se enviaron las preguntas por correo electrónico y aún esperamos la respuesta

Falta de señalización

En realidad hay zonas críticas en Bogotá por falta de señalización. Algunas de las señales de tránsito están deterioradas, vandalizadas o simplemente pintadas lo que no permite que los conductores puedan manejar con tranquilidad.

A esto hay que sumarle que hay zonas en donde no hay señalización adecuada como lo pudo comprobar PUBLIMETRO, pues sectores como Toberín y la Autopista Norte con calle 170 no tienen las señales de tránsito adecuadas para avisar, por ejemplo, que hay un reductor de velocidad.

Demarcación de vías

Aunque no lo crea la demarcación de vías es tan importante para el conductor en Bogotá porque permite, de cierto modo, que hayan menos infractores. Sin embargo, sectores como la Avenida las Américas, la Autopista Norte hacía el peaje y la Avenida 68 son vías que no están demarcadas lo que genera que se presente doble fila en una semáforo para girar, lo cual está prohibido, entre otros factores negativos.

Malos semáforos

Toda ciudad grande sufre de semáforos en mal estado, pero lo de Bogotá a veces puede ser desesperante tanto para el conductor como para el peatón. Cuando llueve los semáforos en la ciudad suelen colapsar lo que genera trancones y que no se respeten las cebras exclusivas de los transeúntes.

Según la Secretaría de Movilidad, para el 2018 iniciará la actualización de la red semafórica de la ciudad. “Con el nuevo sistema, Bogotá podrá contar con una operación semafórica centralizada, que a través de una red instalada de sensores haga mediciones directas al tránsito en tiempo real y que tome decisiones para adaptar los tiempos de los semáforos acordes con las demandas de tráfico que se detecten”, comentó la entidad. Esta actualización tendrá un costo aproximado de 230.000 millones de pesos.

Andenes invadidos

Los peatones son los más afectados con la invasión desmedida de los andenes. De hecho, este medio de comunicación realizó una nota visibilizando el problema que afecta la movilidad en la ciudad y que al parecer no tiene una solución pronta. Sin embargo, en su momento, Nadime Yaver Licht, directora del Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público (Dadep), dijo a PUBLIMETRO: “Hemos venido trabajando en procesos de sensibilización con los ciudadanos sobre los ejes viales con mayor flujo peatonal, por medio del convenio que suscribimos con Idipron, que es un tema muy social, para tener andenes limpios y ordenados que es lo que permite que haya seguridad”.

Falta de control

Varios ciudadanos consultados por este medio aseguran que uno de los males en Bogotá es la falta de agentes de Policía de Tránsito para poner orden. Opinión contraria a la del teniente coronel Germán Jaramillo, director de la Policía de Tránsito de la ciudad, quien aseguró que hay suficientes agentes.

En una entrevista con PUBLIMETRO, Jaramillo aseguró que hay 1200 Policías de Tránsito e hizo un llamado a la cultura ciudadana de los capitalinos. Aunque para muchos este las infracciones deben ser tratadas como tal y deberían recibir una sanción más fuerte.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo