Este fin de semana la Asamblea Departamental del Valle le dio ‘luz verde’ a cuatro iniciativas vitales para la gobernadora Dilian Francisca Toro.

En efecto, en tercer debate, fue aprobada en el Cabildo Departamental la propuesta del impuesto sobre el consumo de energía para inversión en seguridad y convivencia.

Tres proyectos más, fundamentales para impulsar el desarrollo de la región; como lo son el Estatuto de Valorización, la reprogramación de vigencias futuras para el puente de Juanchito, y el cupo de endeudamiento por $350.000 millones, fueron avalados por la Asamblea.

LE PUEDE INTERESAR: ¿Cómo está Cali en materia de cultura ciudadana? Reveladora encuesta

La secretaria de Hacienda del Valle, María Victoria Machado, delegada por la Gobernadora en las deliberaciones de la Asamblea, manifestó que estas iniciativas “van a llevar al Valle del Cauca por el camino de la transformación”.

Cabe mencionar que la tasa especial de seguridad aprobada será destinada a financiar el Fondo de Cuenta Territorial de Seguridad y Convivencia Ciudadana, con el que el Valle del Cauca tendrá “un instrumento económico efectivo para dotar de herramientas técnicas a la Policía y los organismos de seguridad en la lucha contra la criminalidad”, indicó la Gobernación.

La propuesta había generado controversia en días pasados, después de que el alcalde de Cali, Maurice Armitage, manifestara su desacuerdo con el nuevo tributo que recaería en los caleños de los estratos 4, 5 y 6, además de los comerciantes e industriales.

La Asamblea facultó también a la mandataria departamental para adquirir un cupo de endeudamiento por hasta $350.000 millones, con el fin de tener recursos para garantizar la operación del HUV y también para poder ejecutar proyectos de inversión incluidos en el Plan de Desarrollo.

LEA TAMBIÉN: Polémica: propuesta de nuevo impuesto para seguridad enfrenta a Dilian y a Armitage

El Estatuto de Valorización, entre tanto, es un instrumento necesario para sacar adelante proyectos viales que garanticen la movilidad en los corredores viales más importantes del Valle del Cauca, como la ampliación de la Avenida Cañasgordas entre el puente de Pance y Alfaguara y la prolongación de la Avenida Ciudad de Cali entre la salida a Puerto Tejada y Jamundí.

Norma Hurtado, secretaria General del Departamento, destacó que la aprobación de las cuatro ordenanzas por parte de la Asamblea redundará en el bienestar de los vallecaucanos.

“La tasa de la seguridad no significa otra cosa que poder tener recursos para invertir en la seguridad de todos los vallecaucanos, incluidos los caleños. La ordenanza del crédito tiene que ver con el desarrollo de la infraestructura de nuestro departamento en diferentes sectores y municipios, lo que servirá para garantizar la movilidad y competitividad del Valle”, anotó la funcionaria.