EN DETALLE
MAURICE ARMITAGE, ALCALDE DE CALI

“Lo que no puedo permitir es que se le cause un impuesto a Cali para llevarse la plata para otro lado, darle seguridad a otros municipios y no a Cali".

SOBRE LA INVERSIÓN
200

cámaras de seguridad, 90 CAI móviles y 450 motocicletas espera comprar la Gobernación con los dineros que recaude con el nuevo tributo.

Una polémica discusión se ha generado entre la Gobernación del Valle del Cauca, en cabeza de Dilian Francisca Toro, y el alcalde de Cali, Maurice Armitage, con respecto al tema del impuesto sobre el consumo de energía que aprobó la Asamblea Departamental para recaudar dineros e invertirlos en seguridad.

La propuesta, avalada en segunda instancia por el Cabildo Departamental esta semana, establece que para los hogares de estratos 4, 5 y 6, las empresas y los industriales, se ponga una sobretasa de entre el 1% y el 2% que permita recoger unos $29.000 millones para actualización tecnológica e infraestructura en seguridad.

LE PUEDE INTERESAR: La Reforma Administrativa de Cali, explicada en diez puntos

Con dichos recursos, según explicó la Gobernación del Valle, se pretende construir el comando de Policía de Buga, instalar más de 200 cámaras de seguridad en 40 de los 42 municipios del Valle y se esperar adquirir 90 CAI móviles y 450 motocicletas para las autoridades.

Pese a que la propuesta de la gobernadora Toro fue bien vista y aceptada por los asambleístas, las autoridades de la capital vallecaucana rechazaron la posibilidad de poner un nuevo tributo en los servicios públicos de los caleños.

El alcalde Maurice Armitage rechazó el impuesto, argumentando que el nuevo cobro podría impactar negativamente en las empresas que generan empleo en la ciudad.

LE PUEDE INTERESAR: Hasta 25 años de cárcel pagaría mujer que atropelló a ladrón que la robó en Cali

"Yo no le 'jalo' a ese proyecto. Estoy en contra, lo he dicho desde hace rato. Yo no tengo problema con que le cobren impuestos a los estratos ricos de Cali, con lo que no estoy de acuerdo es que al Municipio se lo grabe con impuesto para alejar a los comerciantes y a los empresarios de la ciudad, que harán que Cali no sea una ciudad competitiva", dijo el mandatario.

“Me preocupa es que el comercio se nos vaya de Cali y que se genere desempleo, cuando lo que estamos buscando es lo contrario, en Cali debemos atraer inversionistas, no alejarlos con más impuestos”, subrayó el Alcalde.

Armitage agregó que en la actualidad Cali invierten $70.000 millones en seguridad, gestionados con recursos propios, y que es inaceptable buscar obtener más recursos con burocracia en vez de apuntarle a la eficiencia.

LEA TAMBIÉN: Insólito: jóvenes querían entrar a un hospital de Cali a atrapar un pokemon

El burgomaestre dijo que si es necesario presentaría un proyecto de Acuerdo ante el Concejo de Cali, para que los recursos que se llegaran a recaudar se queden en la ciudad, pero que no quiere generar más impuestos.

“Lo que no puedo permitir es que se le cause un impuesto a Cali para llevarse la plata para otro lado, darle seguridad a otros municipios y no a Cali, para aumentar la burocracia en todas partes y no para buscar la eficiencia”, recalcó el Alcalde.

Al respecto, la directora del Departamento Administrativo de Hacienda Municipal, María Virginia Jordán, agregó que hace falta claridad sobre la propuesta por parte de la Gobernación, mientras enfatizó que lo más lógico sería que los tributos que sean recolectados en Cali se inviertan en el Municipio.

OTROS HECHOS: Subsidiarán mil ‘botones de pánico’ para evitar robos masivos en Cali