Tecnología

¿Es el fin de la humanidad? Dos inteligencias artificiales adquieren la capacidad de comunicarse entre ellas por primera vez

Ahora pueden planear cómo adueñarse de la humanidad.

Ultrón y Vision Marvel. Inteligencia artificial
Ultrón y Vision Marvel. Inteligencia artificial

La inteligencia artificial avanza a una velocidad que parece inalcanzable para los humanos. Es por este tipo de logros científicos, que los gobiernos del mundo se están organizando para regular estas tecnologías y conocer las posibles consecuencias antes de desarrollarlas y que sea demasiado tarde para la humanidad.

PUBLICIDAD

Un equipo de científicos pasó meses dentro de un laboratorio desarrollando un sistema de aprendizaje automático para que una inteligencia artificial se pudiera comunicar con otra, sin la necesidad de la instrucción de una persona.

Se trata, en pocas palabras, de una capacidad cognitiva que hasta antes de este invento, era sólo exclusiva de los seres humanos. ¿Es para alarmarnos? No sabemos, lo cierto es que estos científicos le han dado a la IA la capacidad de hablar entre ellos sin que participemos nosotros, y dicen celebran que este avance es productivo para la robótica.

Recomendados

De acuerdo con una reseña de Meteored, los científicos a cargo de este logro pertenecen a la Universidad de Ginebra, en Suiza.

En palabras simples, lo que estos expertos hicieron fue lo siguiente: inteligencia artificial (A) aprendió a ejecutar una tarea sin un adiestramiento previo, sólo obteniendo instrucciones verbales o escritas; cómo cuando nosotros armamos un mueble leyendo el panfleto que viene en la caja.

Después de esto, inteligencia artificial (A) enseñó a inteligencia artificial (B) a realizar la misma tarea. Si este es el principio de una tecnología, no nos queremos imaginar los alcances cuando logre su máximo desarrollo.

Los investigadores emplearon inteligencia artificial, que tenía una precisión de más del 90% para diferenciar entre sexos basándose en los "puntos críticos" que se muestran en los escáneres cerebrales. | Foto: Matthieu – stock.adobe.com
Los investigadores emplearon inteligencia artificial, que tenía una precisión de más del 90% para diferenciar entre sexos basándose en los "puntos críticos" que se muestran en los escáneres cerebrales. | Foto: Matthieu – stock.adobe.com

En palabras técnicas, los científicos hicieron un modelo digital de redes neuronales basado en las neuronas biológicas del cerebro que se mandan señales eléctricas para comunicarse entre sí. Resulta impresionante que los investigadores hayan creado un algoritmo para recrear esta función de nuestra mente. Los resultados, bastante prometedores, fueron publicados en la revista Nature Neuroscience.

El modelo de inteligencia artificial al que llamamos (A) que usaron para recrear estas funciones se llama S-Bert. Destaca en el mundo de los modelos tecnológicos por contar con 300 millones de neuronas. La inteligencia artificial (B) que recibió las instrucciones es una similar, simple, con apenas miles de neuronas.

“Una vez que la red aprendió las tareas pudo describirlas para que una segunda red (una copia de la primera) las reprodujera. Hasta donde sabemos, esta es la primera vez que dos IA pueden comunicarse entre sí de forma puramente lingüística”, dijo Alexandre Pouget, neurocientífico y coautor del estudio.

Hubo dos tipos de instrucciones, unas simples y otras complejas: Las sencillas fueron señalar hacia una dirección (izquierda o derecha), mientras que la difícil fue cuando le pidieron a la IA que eligiera entre dos imágenes con leves diferencias de oscuridad y claridad.

Recurso de inteligencia artificial SAS (SAS/Europa Press)

“Según el estudio, los modelos de redes neuronales realizaron una tarea nunca antes vista con un rendimiento promedio del 83% correcto basándose únicamente en instrucciones lingüísticas”, reseñó el portal antes mencionado.

“Actualmente, los agentes conversacionales que utilizan IA son capaces de integrar información lingüística para producir texto o imágenes. Pero, hasta donde sabemos, todavía no pueden traducir una instrucción verbal o escrita en una acción sensoriomotora, y mucho menos explicársela a otra IA para que la reproduzca”, dice Alexandre Pouget, neurocientífico y coautor del estudio.

Este avance luce como el inicio de que una IA puede sostener verdaderamente una interacción de ida y vuelta con un humano o entre ellas, y no un preguntas y respuestas, que es como funciona actualmente el ChatGPT, Gemini o Copilot

Tags

Lo Último

Lo que debe saber

Te recomendamos