Tecnología

¿Quieres ser astronauta de la NASA? Estos son tres entrenamientos físicos claves para viajar al espacio

Menos de 400 personas en la historia han ido al espacio. Una élite.

NASA

Más allá de los conocimientos técnicos y psicológicos, para ser un astronauta de la NASA hay que contar con resistencia. La agencia aeroespacial establece tres entrenamientos físicos claves para viajar al espacio.

Son menos de 400 las personas que han viajado al espacio como parte de la NASA a lo largo de la historia. Hombres y mujeres superando pruebas tremendas, tanto en lo físico como en lo mental.

En la actualidad, la agencia aeroespacial norteamericana tiene 18 astronautas en preselección, nueve hombres y nueve mujeres, para el retorno de la humanidad a la Luna en el Programa Artemis.

Se espera que entre 2023 y 2024 se den a conocer los nombres de los cuatro escogidos para viajar, de los que solo dos pisarán la superficie del satélite.

Una élite, sin duda. Lo mejor de lo mejor. Pero, ¿cuáles son los entrenamientos físicos claves establecidos por la NASA para viajar al espacio?

Flotar en una piscina para simular la microgravedad

El punto básico de la preparación física es la adaptación a la microgravedad. A diferencia de la Tierra, en la Estación Espacial Internacional hay una experiencia de gravedad corta, que obliga a flotar a los astronautas.

La NASA creó una maqueta de la nave, pero bajo el agua, para que los postulantes trabajen en un ambiente similar, siempre utilizando un traje espacial.

Es una piscina ubicada en el Laboratorio de Flotabilidad Neutral en el Centro Espacial Johnson, en Houston, Texas.

El Cometa vómito de la NASA, un avión de gravedad cero

Uno de los simulacros más incómodos para un aspirante a astronauta es el del Cometa vómito, un avión con gravedad cero.

El aparato, que también sirve como laboratorio flotante, realiza subidas pronunciadas y descensos bruscos, con 25 segundos de gravedad cero.

A cargo de la operación se encuentra, desde 2008, la empresa privada Zero Gravity Corporation.

Supervivencia en el desierto para el astronauta

Prácticas de la NASA en el desierto de Arizona

Finalmente, un astronauta debe prepararse para dos escenarios: alcanzar la Luna o caer de emergencia en un lugar inhóspito de la Tierra.

La NASA utiliza el desierto de Arizona como lugar para que los postulantes se preparen, experimentando con la sensación de calor y humedad. En octubre pasado lo hicieron con astronautas del Programa Artemis.

“El desierto de Arizona posee muchas características que son análogas a un entorno lunar, incluido un terreno desafiante, una geología interesante y una infraestructura de comunicaciones mínima”, explica la agencia. “Todo esto lo experimentarán cerca del Polo Sur lunar durante las misiones Artemis”.

Específicamente, los astronautas buscaron comprender las condiciones de iluminación del Polo Sur lunar y la práctica con vehículos móviles presurizados.

Tags

Lo Último


Te recomendamos