Tecnología

Coso: el anticonceptivo masculino en el que debes poner tus testículos en agua caliente

No, no es una broma.

Rostro de duda

Es un método anticonceptivo poco ortodoxo, pero sencillo y eficiente: su nombre es Coso y para que funcione solo debes poner tus testículos en agua caliente. Sí, como lo lees. Y no, no es una broma.

Coso es una creación de la diseñadora industrial Rebecca Weiss, con maestría en la Universidad Técnica de Munich, Alemania. Consiste en el uso de ondas de ultrasonido para detener temporalmente la regeneración de esperma.

Coso, el baño de testículos propuesto como método anticonceptivo

Su idea entró en el Top 20 de proyectos de The James Dyson Award.

Una solución anticonceptiva reversible que se trata en minutos, pero cuya duración es de máximo 6 meses. Sin dolor, sin mayor incomodidad y sin riesgos.

Así se creó Coso, el baño de testículos que sirve como método anticonceptivo

El origen de Coso está en la imposibilidad de Weiss en seguir tomando la píldora anticonceptiva, debido a un tratamiento contra el cáncer de cuello uterino. Ella y su pareja buscaron otros métodos, descubriendo que, para el hombre, no había más allá que el condón o una vasectomía.

Mientras Weiss estudiaba su maestría en Diseño Industrial en Munich, leyó sobre la anticoncepción por ultrasonido, utilizada en animales, pero sin haberse probado en humanos.

Así que creó este dispositivo que sirve para un baño caliente de testículos, recibiendo ondas que afectarán la regeneración de esperma, imposibilitando la concepción.

“El problema no es exclusivo de mí personalmente”, afirmó Weiss, citada por el portal Dezeen. “También afecta a muchos otros. Esto también es evidente en la creciente discusión pública actual sobre la falta de alternativas anticonceptivas”.

Para llegar a Coso, Weiss entrevistó a expertos en urología, andrología, terapia sexual y psicoterapia.

Los pasos para utilizar el método anticonceptivo Coso

Estos son los pasos para el uso del dispositivo creado por Rebecca Weiss:

  1. Cargarlo de energía, utilizando un cable USB.
  2. El aparato se llena de agua hasta una línea determinada.
  3. El agua es calentada por el dispositivo.
  4. La persona se sienta, introduce los testículos en Coso y enciende el aparato para generar los ultrasonidos.
  5. La vibración, que dura unos pocos minutos, inhibe la espermatogénesis. No hay dolor ni efectos secundarios inmediatos.
  6. La eficacia comenzaría a los 15 días de aplicado el tratamiento.

¿Está ya a la venta Coso?

Hay varias cosas a resaltar sobre el método anticonceptivo de Weiss, siendo la más importante que aún no existe un prototipo funcional para probar su viabilidad.

“Para lanzar Coso como anticonceptivo”, indica Weiss, “se necesita apoyo financiero para ensayos clínicos. Esto requiere contactos en investigación o socios industriales. Sin datos válidos, el proyecto no se puede realizar”.

Coso, el baño de testículos propuesto como método anticonceptivo

Es decir, que por ahora es solo el diseño de una idea.

No obstante, Weiss confía en un pronto apoyo. “Esta es una solución centrada en el usuario para marcar la diferencia en la situación actual de anticoncepción. Coso tiene el potencial de ofrecer un valor añadido socialmente relevante”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos