Publipets

Así puede detectar los primeros signos de rabia en su mascota

La rabia muestra síntomas entre tres y ocho semanas después de infectar al perro.

La rabia, una enfermedad vírica que afecta a mamíferos, representa un peligro no solo para la vida de nuestras mascotas, sino también para nosotros y quienes nos rodean. Reconocer los primeros signos de esta enfermedad es fundamental para evitar riesgos innecesarios.

La rabia muestra síntomas entre tres y ocho semanas después de infectar al perro. En las etapas iniciales, se observan cambios notables en el comportamiento del animal, que puede volverse más agresivo si era dócil, o más calmado si era violento. Además, el nerviosismo y el aislamiento son comunes en esta fase inicial, conocida como prodrómica, que dura de dos a tres días.

Le puede interesar: Las mascotas pueden provocar insomnio

Recomendados

A medida que la enfermedad progresa, el perro se vuelve hipersensible a estímulos como la luz o los ruidos, similar a las migrañas en humanos. En la fase de rabia furiosa, el animal está constantemente activo y desorientado, incapaz de conciliar el sueño.

En la fase paralítica o muda, los músculos del cuello y la cabeza pueden paralizarse, dejando al perro con la boca abierta de manera permanente debido a la parálisis de la mandíbula. Además, pueden presentarse dificultades para tragar y salivar constantemente, lo que, si afecta al diafragma, puede causar asfixia y llevar a la muerte del animal.

Ante cualquier duda, es importante consultar al veterinario, ya que la rabia es una enfermedad mortal e infecciosa.

Rabia humana.

Para prevenir la rabia en las mascotas, es esencial vacunar tanto a los perros como a los seres humanos si es necesario. Además, es importante mantener un contacto regular con el veterinario para administrar las vacunas adecuadas.

Además de la vacunación, es recomendable evitar recoger animales abandonados, ya que podrían transmitir la enfermedad. Si se encuentra con un perro abandonado, es mejor notificar a las autoridades para que se encarguen de su análisis y cuidado. No subestime el comportamiento de un perro infectado; aunque algunos pueden mostrar agresividad, otros pueden parecer temerosos y sumisos, por lo que es fundamental ser cauteloso al interactuar con cualquier animal desconocido.

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos