Opinión

Shazam y sus lecciones acerca de como lidiar con el suicidio

Según la OMS, cada año más de 703.000 personas se quitan la vida tras numerosos intentos de suicidio, lo que equivale a 1 muerte cada 40 segundos. La historia de Zachary Levi, el actor que le da vida al superhéroe, nos invita a una nueva reflexión sobre el tema

La secuela llega a la cartelera mexicana.

Shazam es uno de los superhéroes mas fascinantes de los últimos años… Su historia trata de un  preadolescente, Billy Batson, que es huérfano y un día mientras está escapando de unos acosadores de su escuela, encuentra un refugio subterráneo donde conoce al mago Shazam, quién viendo en el cualidades dignas de un héroe, le otorga su poder a través de la invocación de su nombre, transformándolo en una suerte de Superhombre con atributos de héroes y dioses mitológicos.

Zachary Levi, es el actor protagónico de las entregas de las películas “Shazam!” que han tenido mucha repercusión mundial durante estos últimos años. Si observas en Internet las imágenes de este actor, podrás verlo siempre con una sonrisa espontanea y cálida. Nadie imaginaria que detrás de este personaje tan querido, Zachary Levi estuvo a punto de suicidarse años atrás, antes de volverse famoso masivamente con las películas de Shazam!.

Todo salió a la luz cuando este actor publicó su libro “Amor radical” donde relata que hacía apenas unos años antes del estreno de la primera película de Shazam!, estuvo a punto de terminar con su propia vida debido a años de traumas psicológicos sin curar y una creciente depresión que lo agobiaba. Y lo que le impidió llevar a cabo su deseo de suicidio fue el nacimiento de su sobrino, y el darse cuenta que no podía generarle un futuro trauma familiar a sus padres con su conducta suicida. Ello lo llevó a buscar el soporte en sus seres queridos y la ayuda psicológica que tanto necesitaba pero por alguna razón se había negado a si mismo durante muchos años. Zachary Levi según había contado, había padecido una infancia traumática llena de situaciones dolorosas. Su depresión y deseo de suicidio era una especie de pedido de ayuda silencioso que tuvo que forzarse a expresar para poder recibir la ayuda de profesionales de la salud mental. ¿Esta historia verídica resuena contigo o con la de alguien que conozcas?

Según la OMS, cada año más de 703.000 personas se quitan la vida tras numerosos intentos de suicidio, lo que equivale a 1 muerte cada 40 segundos. En tanto que en Colombia, acorde a datos de la Procuraduría General de la Nación, se está generando una alerta por un incremento continuo de trastornos mentales y alteraciones de la salud mental de los menores de edad.  Este organismo registra número creciente de niños, adolescentes y jóvenes que presentan síntomas de depresión, ansiedad y trastornos del comportamiento. Por lo que todos estos factores contribuyen al consumo de sustancias psicoactivas, el abandono escolar, intentos de suicidio y casos de suicidio.

Acorde a este escenario preocupante, ¿qué podemos hacer para prevenir suicidios y reducir las condiciones que pueden fomentarlo?

Primero es muy importante conocer cuales son esas condiciones o señales de alerta que debemos tener en cuenta. Esto podemos verlo en niños, adolescentes, vecinos, amistades y familiares. Las señales de alerta a las que debemos estar atentos son:

· La persona comienza a tomar distancia emocional y física de sus amigos.

· Se aísla y comunica escasamente sus sentimientos a su entorno afectivo.

· Puede manifestar conductas agresivas o de auto lesión.

· Descuida su aseo y aspecto personal de manera persistente (mal aspecto, dientes sin cepillar, descuido personal, etc).

· Puede pasar de un estado de alegría al de tristeza con mucha facilidad.

· Puede incurrir en conductas arriesgadas sexuales o bien manejar su carro de manera imprudente.

· Manifiesta problemas de consumo con drogas o alcohol.

· Puede manifestar problemas de conducta en la escuela.

· Puede tener problemas legales o disciplinarios.

· Puede manifestar intenciones suicidas e inclusive llevar a cabo intentos de suicidio.

¿Conoces personas o menores de edad en tu entorno que manifiesten algunas de estas conductas?

Cuando detectamos personas o menores de edad que pueden manifestar algunas de estas conductas o señales de alerta, es importante poder acercarnos con calidez y amabilidad, y preguntarles que les está sucediendo. Y abrirnos a la escucha empática frente a la otra persona. También podemos sugerirle que está bien sentir dolor y que tiene todo el derecho a pedir ayuda profesional. Sobretodo que los apoyaremos para que esté contenido por los profesionales adecuados. Aunque te parezca extraño, uno de los factores que más conducen al suicidio en las personas, es su creencia que “está mal” sufrir y eso las lleva a juzgarse, aguantarse su dolor  y sentirse solas sin expresar su necesidad de ser ayudadas. Por ello, es muy importante hacerles saber que no están solas, que siempre habrá alguien que las pueda escuchar, acompañar y ayudarlas a afrontar su dolor, sufrimiento y situaciones dolorosas de su vida. Por supuesto que la finalidad de esa ayuda familiar o de amigos, será orientar a la persona  que procure el apoyo de profesionales de la salud mental, como médicos, psiquiatras y psicólogos que pueden ayudarla a salir de ese pozo emocional y encarar su vida con nuevos recursos. Tal como Shazam, todos tenemos un niño interior que puede estar lleno de dolor y tristeza sin haberlo expresado. Y como el famoso actor Zachary Levi, podemos reconocer que sentimos dolor, malestar y miedo, y salir de nuestra omnipotencia como víctimas, y pedir ayuda a quienes nos rodean. La realidad es que todos cargamos alguna clase de dolor acumulado desde que somos niños,  y está perfectamente bien poder reconocerlo, sentirlo y compartirlo. Sobre todo comprender que  siempre habrá personas disponibles para compartir y ayudarnos a atravesar momentos difíciles. Solo es cuestión de pedir ayuda y disponernos a recibirla, lo cual nos vuelve humanos… como todos los demás.

Canales de orientación preventiva y atención frente a deseos de suicidio:

- Línea 106 “El poder de ser escuchado”. Chat por Whatsapp: 3007548933. Marcar de forma gratuita (desde un teléfono celular o fijo en Bogotá) el número 106

Pablo Nachtigall- Psicólogo clínico - Autor del nuevo libro “Super Inteligencia Emocional: Lecciones del mundo de los superhéroes aplicadas a tu desarrollo personal” (Editorial Intermedio)- Disponible en principales librerías de Colombia y en Tienda El Tiempo: https://tienda.eltiempo.com/novedad-super-inteligencia-emocional

Consultas psicológicas al celular/ WhatsApp.: 314 811 7149

Instagramhttps://www.instagram.com/nachtigallpablo/

Tags

Lo Último


Te recomendamos