Opinión

Sinéad en cinco canciones

Manuel Carreño hace un repaso sobre la obra de la fallecida Sinéad O’Connor

Los medios musicales la creían un one hit wonder, la prensa amarillista una persona inestable que había perdido la razón y la sociedad, en general, una irrespetuosa por meterse con la iglesia. La verdad es que Sinéad O’Connor o Shuhada’ Sadaqat fue uno de los grandes íconos contraculturales de nuestra era, víctima de una sociedad que la maltrató desde que nació hasta que murió, y aun así ella nos regaló música hermosa y profunda, que este artículo quiere recordar, haciendo un recorrido por distintas etapas de su carrera.

Nació en Dublin como Sinéad Marie Bernadette O’Connor, y falleció en Londres como Shuhada’ Sadaqat, el nombre que escogió al unirse la la fe del islam en el 2018. Se ha hablado mucho de su vida. De cómo escogió no ser la típica chica Pop cuando se volvió la cantante más famosa del mundo. De su valiente y contracultural acto de romper la foto del Papa en un capítulo de SNL para denunciar la pederastia en la Iglesia Católica. De cómo la industria, el público y el mundo entero le dio la espalda cuando eso pasó (y de cómo el tiempo le dio la razón). De cómo sus últimos años fueron difíciles con temas de salud mental que ella reconoció y lucho contra ellos. Y finalmente la tragedia de su hijo. En esta semana todo ha salido a relucir de nuevo, muchas veces a manera de chisme amarillista. Sin embargo muchos recordaron a una artista única, activista, que siempre rompió las reglas e incomodó, pagando un precio muy alto. Las palabras fuertes y muy acertadas de Morrisey le recordaron a la industria musical, y al mundo en general, lo injustos que fuimos con ella y lo hipócritas que somos llorándola hoy

Una de las cosas en las que cayó el mundo del entretenimiento esta última semana fue en repetir hasta la saciedad Nothing compares 2U, tema compuesto por Prince, cuyo video pasó a la historia mostrando a la artista llorar frente a la cámara. Un momento único del pop, pero que hizo que muchos la creyeran un “one hit wonder”. Nada más lejos de la verdad. Su carrera fue prolífica, abarcó muchos años y fue marcada por todo lo que sentía. He aquí cinco canciones de Shuhada´(cuando el mundo la conocía como Sinead) que pueden servir para que conozcan a una artista única. Y como ya se ha hablado de Nothing… lo suficiente, la damos por reseñada y la ponemos como un bonus track.

Mandinka

De su primer álbum The Lyon and the Cobra (1987). Sinéad se inspiró en el libro de Alex Haley, Roots que hablaba sobre la tribu Mandinka ubicada en Gambia, Africa . Dentro de un estilo muy Pop Rock, Sinead le presenta credenciales al mundo con su estilo único y los altos de su voz maravillosa. Aunque el tono de su música iba a cambiar en los siguientes álbumes, Mandinka siguió siendo una de las favoritas de los fans.

Last Day of Our Acquaintance

I Do Dont Want What I Havent Got (1990) fue el disco que volvio a Sinéad una de las artistas más conocidas de la tierra. Aparte de Nothing… hubo otras canciones que alcanzaron a sonar en radio, sin embargo la que terminó siendo la favorita de los fans fue esta balada acústica que no fue sencillo, y que va relatando los distintos momentos de un divorcio. Su voz va pasando de tristeza a fortaleza mientras la canción avanza. Una canción muy apropiada para lo que es su vida. En mi caso personal es mi canción favorita de ella. Simplemente sublime.

You Made Me the Thief of Your Heart

Banada Sonora de la inolvidable película In The Name Of The Father (1993) con Daniel Day Lewis, que cuenta la historia basada en hechos reales de cuatro norirlandeses acusados injustamente de haber cometido un acto terrorista en nombre de IRA. El video de la canción se va alternando con escenas de la película, mostrando tanto a Lewis como a Sinead en prisión y siendo hostigados en interrogaciones. Todo el concepto es fuertemente político, y la voz de Sinead un vez más retumba y nos hace escuchar y pensar.

No Mans Woman.

De su álbum Faith And Courage (2000), esta cancion es todo un statement, reconociéndose ante el mundo como una mujer independiente, harta de vivir bajo las reglas patriarcales. El icónico video la muestra vestida de novia, a punto de contraer matrimonio y con pelo largo. Después decide huir de eso y de a poco mostrarse como la Sinéad que conocíamos (no sin antes tener que encontrarse con muchos hombres que tratan de bloquearle el camino). Una gran canción con un video icónico indispensable a la hora de descubrirla.

Dense Water Deeper Down.

Su último álbum I’m Not Bossy, I’m the Boss (2014) Sinéad mostró que a pesar de todo lo que se hablaba a su alrededor, estaba en capacidad seguir haciendo un pop brillante y con contenido. Esta canción que cuenta detalladamente la historia de un tórrido romance, tiene a Sinead tocando las guitarras en un hermoso y entretenido tema. La mejor demostración de que estuvo lejos de ser una artista solo de los noventa. Sacó diez álbumes y mientras pudo nunca dejó de crear hermosas piezas como estas.

Así que aprovechen este triste momento para escuchar a fondo una artista que fue mucho más que su número uno, su increíble look, y los escándalos que la prensa siempre le buscó. Shuhada’ Sadaqat fue un ícono del rock, una activista adelantada a su época, y alguien que siempre nos puso pensar sobre las cosas terribles que habitan este mundo, y de como arreglarlas. Y siempre lo dijo duro (literalmente) con una voz que obligaba a escuchar. Hagámoslo

Tags

Lo Último


Te recomendamos