Opinión

Margarita Rosa De Francisco, la contradicción y la controversia

Mar Candela entrevistó a Margarita Rosa de Francisco y hablaron de todo: política, amor, feminismo, su relación con el poder... Imperdible

Mujer y Sociedad

No tengo idea por dónde iniciar a narrarles está experiencia con tantos detalles, por algún lado debo empezar, así que aquí voy con el cuento en dos partes.

Parte I ¿Y de qué tanto hablamos con Margarita?

Habló de su relación con dos de los hombres más queridos en Colombia, Carlos Vives y Jaime Garzón, narró detalles de las dos experiencias, por un lado a un hombre al que va a querer siempre y al que no pudo amar porque le guardaba envidia y por el otro lado a un hombre con el que se sintió utilizada para sus fines de marketing profesional y que ella percibe como machista.

Fue cálido escucharla hablar de su vida familiar, su papá el arquitecto y actor Gerardo de Francisco y de su mamá la legendaria exreina de belleza y diseñadora de moda Mercedes Baquero, la experiencia familiar de la relación con sus hermanos Martín y Adriana De Francisco es ver a una mujer orgullosa del amor de su familia,sus ojos brillan narrando los detalles de esa vida en familia.

Llegó el momento en el que nos compartió las razones de su decisión de salir de las redes sociales, argumentó su postura política y la admiración que le tiene al presidente Gustavo Petro, libremente comentó algunas de sus declaraciones públicas que más la han metido en discusiones mediáticas.

“Espero de todo corazón que las líderes feministas ,las trabajadoras sexuales y las personas trans y la sociedad civil interesada en una Colombianiedad dónde todas las personas podamos vivir sin miedo escuchen con atención este diálogo”. Margarita también cuenta que rechazó un cargo importante en esta presidencia y que esa fue la razón por la que propuso a su hermana Adriana porque a ella le parece más idónea para ese cargo.

No quise dar un diálogo para revictimizarla preguntando por la vez que fue abusada siendto menor, tampoco pregunté por su experiencia con el aborto que son temas que ella ya aclaró y pienso que ninguna mujer debe estar repitiendo una y otra vez en público las vivencias difíciles de su vida.

Por la coyuntura de la novela Café con aroma de mujer, se supone que tendría que averiguar sí Margarita Rosa continúa algún tipo de amistad con Guy Ecker, son los temas que muchas personas estarían esperando en esta coyuntura, yo no lo quise hacer. Sé que en otros espacios seguramente habrá colegas que hablen de eso.

En este ejercicio conversacional tuve como objetivo principal lograr reflexiones sobre los temas que la han metido " en problemas” y no quise alimentar el morbo social con temas ampliamente expuestos en otros espacios. Con este diálogo quise brindarles una oportunidad para conocer a una mujer putamente libre que usa el poder de su voz para sacudir el pensamiento del mundo que la rodea. Mientras teje y desteje su propia realidad

Parte II. A quien le interese el contexto : La diva y la vagabunda

Mi primer encuentro con Margarita fue en plena pandemia no recuerdo la fecha exacta, fue cuando un día le dió por pronunciarse sobre la prostitución. No soy mujer de telenovelas y las personas famosas dentro del mundo del espectáculo que han llamado mi atención lo han hecho por su posición frente a la vida en esta realidad que supera la ficción.

Procuro ser honesta con las personas que entrevisto siempre sin mayores pretenciones, después de ese acontecimiento a Margarita me le acerqué muerta de los nervios porque no sabía cómo hacerlo asertivamente, yo no era su seguidora más devota. La veía a lo lejos , distante de todo lo que me interesaba. Para mí esta mujer era " una diva más”, “una mujer exitosa " ,” una mujer de por allá donde nace la gente con suerte y privilegio” - empecé a leer sus columnas en el periódico de El Tiempo durante un período largo, lo hacía casi religiosamente y desde ahí su cabeza me atrapó : Pensé ¡Que bueno sería hablar con esta Margarita Rosa de hoy día! - La que recordaba no me producía ni frío ni calor- . La de novelas y más novelas. La de las telebobelas que nos llenan a las mujeres la cabeza de cucarachas. Las que reproducen todos los esteriotipos culturales y nos muestran el reflejo de la Colombia clasista, sexista,machista, racista y corrupta que hemos sido y que somos.

No me mal entiendan por favor,por supuesto que ví algunas de sus cositas. Amé su voz,sus bailes, envidié su belleza y su mundo . Simplemente que en el pedazo del mundo donde yo nací no había mucho tiempo para las telenovelas, había que sobrevivir y por muy reparador y entretenido que fuera el mundo del espectáculo yo no podía quedarme atrapada en ese embellecedor y mágico mundo del espectáculo. Ahora tengo un poco más de tiempo para ver telenovelas pero realmente quiero invertir mi vida en conocer gente que me rompa la cabeza y me haga pensar en el desarrollo humano . Gente que me sacuda el alma que me lleve a pensar a profundidad el camino que nos lleve a habitar " un mundo mejor” o por lo menos un país mejor. Soy muy afortunada porque eso me ha sucedido con varias personas reconocidas en este país, personas en diferentes mundos, no solo en el mundo del espectáculo.

Cuando tengo esta experiencia lo que más me emociona es poder compartirla con ustedes para que tengan la misma oportunidad que la vida me da al reflexionar desde la esquina de esas cabezas mágicas. Me intriga cuando una persona famosa toma una posición frente a la vida públicamente a riesgo de perder seguidores y poder mediático. A riesgo de sentir el desprecio de una parte de la sociedad y hasta ser matoneado , humillado e intimidado.

Fueron años siguiendo la voz de Margarita sin pronunciarme porque francamente aunque eran grandes temas ninguno me movía tanto hasta el día que decidió hablar de la prostitución. Ese día la busqué por el mensaje interno de Twitter . No tenía mucha expectativa, no pensé que fuera a responder, la mayoría de famosos no se comunican por el interno de sus redes sociales. Me sorprendió gratamente que ella respondió casi de inmediato y honestamente me dijo que tenía rato sin dar entrevistas y que no estaba interesada, sin embargo ,me dió su número de celular con el compromiso de que no se lo diera a alguien más . Expresó que estaba abierta a un diálogo conmigo y que lo pensaría. Pasaron varios días… estábamos en esquinas diferentes y en mundos totalmente opuestos. En mundos que jamás se hubieran encontrado en una cafetería o en un bar casualmente, y las dos desde ese distanciamiento psicosocial, filosófico,psicológico y político. Desde ese desconocimiento cultural pasamos varios días en preentrevista virtual hasta que al fin hicimos el diálogo público.

Fue bastante difícil. Aunque traté de no ser incómoda con mi confrontación, de todas maneras recibí todo tipo de insultos por haber confrontado públicamente la opinión de la gran Margarita Rosa De Francisco referente al tema de la prostitución. La opinión que ella expuso en ese momento es una opinión que esté en la cabeza de quién esté la considero problemática para la promoción de la garantía de los derechos de las trabajadoras sexuales. Esa es la misma posición que me parece desconsiderada de parte de una línea del feminismo.

Sinceramente hasta hace un tiempo yo consideraba que las feministas abolicionistas de la prostitución no eran un movimiento político si no un grupito de mujeres dentro del feminismo opinando desde su micro universo pontificando pero me negaba a darles agenda política y agencia social sobre las vidas de las personas trans y las trabajadoras sexuales. últimamente he cambiado de opinión y tengo que reconocer que existe el feminismo excluyente. Varios meses después de esa situación Margarita se pronuncia sobre las personas trans y esos temas puntuales fueron los que nos dieron el motivo perfecto para tejer diálogos profundos y construir una amistad honesta desde el deseo de aportar a las discusiones políticas y sociales estructurales en un mundo que necesita transformaciones urgentes para que sea un lugar donde la injusticia social no sea la ley.

Todo esto para contarles que el proceso de este diálogo lleva un poco más de un año. Qué ha sido un proceso filosófico, humanista y si se quiere ver, este proceso también ha sido una discusión política. Discusión dónde Margarita y yo contra todo pronóstico en medio de las diferencias hemos tejido una amistad que ella define como extraña. Nunca nos hubiéramos encontrado en esta vida si ella no sale del divismo lo que sea que implique ser una diva y empieza a convertirse en una generadora de opinión. Desde esa fecha mantenemos continuos diálogos reflexivos sobre diferentes temas. Me siento realmente afortunada porque esos diálogos me permitieron ver a la mujer detrás de la figura pública y tengo que ser franca con quiénes me están leyendo. Este diálogo se desarrolla desde una amistad qué se ha forjado íntimamente llena de conflictos por diferencia de pensamiento. Aún así gracias al feminismo nos dimos la oportunidad de dialogarlo y ha sido una experiencia tan enriquecedora para mi vida que siento la necesidad de compartirla con ustedes y de brindarles el espacio para escuchar a Margarita más allá de la figura pública y la historia que la precede.

Cuando pienso en nuestros diálogos pienso en ella como la diva que ha sido y aunque se esfuerza por desarraigarse de ese rollo la verdad es que la diva que ha hecho historia siempre la habitara a dónde quiera que ella vaya y haga lo que haga. Luego pienso en mí como la vagabunda de este mundo en que naci siendo hoy convertida en periodista y que jamás dejará de ser la vagabunda del " sin lugar” - las mujeres somos diversas y el feminismo no es homogéneo ni trata de asignarle a las mujeres normas y principios incuestionables. El feminismo de ninguna manera quiere imponer en las mujeres paradigmas ni cambiar unos dogmas por otros. Para eso está el patriarcado y el machismo. Lo que hace el feminismo es unir y reivindicar todas las formas de ser mujer y ese es el principal objetivo de Feminismo Artesanal.

Trabajaré lo que resta de mi vida por lograr los diálogos incómodos que sean necesarios entre las mujeres opuestas sin buscar colonizar el pensamiento y con el único objetivo de lograr honestas reflexiones desde el periodismo para el desarrollo humano y la transformación social. Este es mi aporte. Dialogar entre nosotras es una victoria en un mundo patriarcal que nos quiere enemigas unas de las otras . Nuestro único enemigo tiene que ser el patriarcado, es posible que estemos en desacuerdo y aún así hermanar . Espero de corazón lograr el objetivo de la reflexión con este ejercicio conversacional. Me gustaría conocer sus opiniones sobre este ejercicio conversacional.

Tags

Lo Último


Te recomendamos