Noticias

Planeta recién descubierto podría explicar cómo se formó la Tierra

Astrónomos hallaron un frío exoplaneta que orbita alrededor de una estrella visible desde la Tierra y que ofrece valiosas pistas sobre la formación de nuestro planeta

Exoplaneta
Exoplaneta

La información sobre el origen de la Tierra no solo está dentro de nuestro planeta, también la podemos encontrar a años luz de distancia, en exoplanetas similares que pueden ofrecer datos sobre la formación de este tipo de cuerpos celestes.

PUBLICIDAD

Astrónomos de la Universidad de Warwick, en Reino Unido, y del Instituto de Astrofísica de París, descubrieron en un estudio publicado en la revista Astronomy & Astrophysics un exoplaneta pequeño y frío y su enorme compañero exterior, lo que arroja luz sobre la formación de planetas como la Tierra.

El hallazgo incluye un planeta con un radio y una masa situados entre los de la Tierra y Neptuno, con una órbita potencial alrededor de su estrella anfitriona de 146 días. El sistema estelar también contiene un gran compañero exterior, con una masa 100 veces superior a la de Júpiter.

“(El planeta) HD88986b tiene un radio y una masa situados entre los de la Tierra y Neptuno, y potencialmente transita frente a su brillante estrella anfitriona cada 5 meses”, explicó a Metro Neda Heidari, becaria postdoctoral iraní del Instituto de Astrofísica de París.

El nuevo sistema planetario se descubrió alrededor de la estrella HD88986, la cual tiene una temperatura similar a la del Sol, con un radio ligeramente mayor, y es lo suficientemente brillante como para ser vista por observadores entusiastas desde algunos puntos de la Tierra.

“Orbita alrededor de una estrella con una temperatura similar a la del Sol, lo que le convierte en precursor de los planetas similares a la Tierra”, declaró Thomas Wilson, del Departamento de Física de la Universidad de Warwick.

De acuerdo con la investigación, se trata de un descubrimiento poco frecuente, ya que los exoplanetas más pequeños y ligeros que Neptuno y Urano son muy difíciles de detectar y sólo se han identificado unos pocos hasta la fecha. Estos sistemas raros son especialmente interesantes para comprender mejor la formación y evolución planetarias; se cree que son un paso clave para la detección de planetas similares a la Tierra alrededor de estrellas.

PUBLICIDAD

“(El planeta HD88986b) se convierte en uno de los exoplanetas pequeños y fríos mejor estudiados, allanando el camino para estudiar su atmósfera y comprender la similitud con nuestro planeta Tierra”.

—  Thomas Wilson, del Departamento de Física de la Universidad de Warwick

HD88986b se detectó utilizando el SOPHIE, un espectrógrafo de alta precisión (una máquina que analiza las longitudes de onda de la luz de los exoplanetas) del Observatorio de Haute-Provence (Francia). SOPHIE detecta y caracteriza los exoplanetas mediante el “método de la velocidad radial”, que mide las pequeñas variaciones de movimiento de la estrella, inducidas por los planetas que la orbitan.

Los astrónomos también descubieron un segundo compañero exterior alrededor de la estrella central. Este exoplaneta es particularmente masivo (más de 100 veces la masa de Júpiter) y su órbita tiene un periodo de varias decenas de años, que puede haber sido importante para la formación del HD88986b.

146

días tarda el exoplaneta descubierto en orbitar alrededor de su estrella anfitriona.

Principales características de HD88986b

-Este pequeño y frío planeta es más chico que Neptuno.

-Orbita alrededor de la estrella HD88986.

-Tiene un radio y una masa situados entre los de la Tierra y Neptuno.

-Su diámetro es aproximadamente el doble del de la Tierra.

-Tiene una temperatura atmosférica de sólo 190 grados Celsius.

3 preguntas a…

Neda Heidari,

becaria postdoctoral iraní del Instituto de Astrofísica de París.

P: ¿Cómo surgió su interés por la astronomía y el descubrimiento de planetas?

–Fue en una pequeña biblioteca de mi colegio en Arak (Irán) donde descubrí mi sueño espacial y científico; allí era librera sólo para beneficiarme del acceso ilimitado a la sección de ciencia ficción y a los libros de Julio Verne, cuya curiosidad y espíritu visionario me inspiraron. Mantuve mi interés y estudié astronomía en la universidad. Entre los distintos campos de la astronomía, el de los exoplanetas, este fascinante campo de estudio, me dio vértigo: tras el descubrimiento de varios planetas, el universo parece tan grande, y ¿cuál es nuestro lugar en él? Lo que era ciencia ficción –encontrar Tierras gemelas, que tal vez incluso alberguen vida– es ahora un programa científico. Por eso elegí el área de los exoplanetas, porque quiero formar parte del esfuerzo por encontrar la respuesta a una de las grandes preguntas fundamentales de las humanidades: ¿Estamos solos en el universo? ¿Es única la Tierra?

P: ¿Por qué HD88986b se considera un descubrimiento raro?

–Entre todos los planetas que hemos descubierto con mediciones precisas de masa y radio, existe un sesgo hacia los planetas con órbitas cortas. Sólo ~1% de estos exoplanetas tienen órbitas de más de 40 días, mientras que Mercurio, el planeta más cercano al Sol, tiene un periodo orbital de 88 días. La falta de descubrimientos de esta población supone un reto para la investigación de la demografía, formación y evolución planetarias. El aspecto más destacable del planeta interior, HD88986b, es que potencialmente ostenta el récord del período más largo entre los planetas pequeños bien estudiados hasta la fecha.

P: ¿Por qué este planeta arroja luz sobre la formación de los planetas?

Debido a su larga órbita, sufrió poca pérdida de masa por la fuerte radiación ultravioleta de la estrella central. Por tanto, podría haber conservado su composición química original, lo que permite la formación y evolución de este sistema planetario. Estos escenarios deben tener en cuenta la presencia de la compañera masiva. Además, con una temperatura atmosférica de “sólo” 190 grados Celsius, el planeta HD88986b ofrece una rara oportunidad para estudiar la composición de las denominadas atmósferas “frías”, ya que la mayoría de las atmósferas detectadas en exoplanetas superan los 1.000 grados Celsius.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags

Lo que debe saber


Lo Último