Noticias

2024 y la democracia: ¿qué esperar?

En 2024, por primera vez, más de la mitad de la población mundial celebrará elecciones nacionales. Este hito debería marcar un momento significativo para la democracia. Sin embargo, este año también podría presentar desafíos para los procesos democráticos en todo el mundo. Metro examina la situación.

democracia en 2024

Más de la mitad de la población mundial podrá participar en elecciones nacionales este año. En Estados Unidos, las elecciones presidenciales acapararán la atención mundial, ya que no sólo determinan el liderazgo de la mayor economía del mundo, sino que también tienen implicaciones de gran alcance para la diplomacia internacional y las políticas de seguridad. India, la democracia más poblada del mundo, también se prepara para las elecciones generales, un acontecimiento que influirá en la trayectoria económica y estratégica del sur de Asia. Mientras tanto, las elecciones presidenciales rusas serán objeto de un estrecho seguimiento para conocer el futuro de su política interior y exterior. Del mismo modo, se espera que las elecciones en Indonesia, Pakistán, Bangladesh y México tengan importantes repercusiones regionales y contribuyan a configurar el orden económico y geopolítico mundial.

“Es probable que las elecciones taiwanesas ejerzan más presión sobre Taiwán porque el partido ganador está a favor de una relación menos estrecha con China. En Estados Unidos, si gana Trump el país puede convertirse en una democracia antiliberal. Incluso si gana Biden, Trump, durante la campaña, habrá roto aún más normas políticas, lo que hará más difícil el compromiso”, dijo Ivan Eland, director del Center on Peace & Liberty de The Independent Institute, en Estados Unidos.

Y añadió: “En el Reino Unido, el Partido Laborista está muy por delante del Partido Conservador, empoderado desde hace mucho tiempo, en las encuestas de opinión pública, y probablemente introducirá un cambio masivo hacia los programas sociales y la regulación económica si gana”.

Recomendados

A pesar del número récord de votantes potenciales, las perspectivas para las democracias liberales son sombrías, según los expertos.

“Debido a las dificultades asociadas a la recuperación de la pandemia del COVID-19, a ningún país parece irle tan bien como antes y los electorados parecen dispuestos a buscar alternativas a la cita del estatus”, explicó a Metro Nicholas J. Cull, profesor de Diplomacia Pública de la Escuela de Comunicación y Periodismo Annenberg de la USC (Estados Unidos).

Y concluyó: “Creo que parte de la razón por la que la democracia está en crisis en estos momentos es el cambio en el consumo de medios de comunicación hacia plataformas de medios sociales cuyas audiencias aún no han desarrollado el escepticismo necesario para evitar la manipulación. También vemos que problemas en todo el mundo como la migración, el clima y la desigualdad económica que sólo pueden resolverse mediante la cooperación siguen sin resolverse y que los electorados se oponen a su respectivo statu quo. Todo ello genera una desilusión generalizada”.

Metro habló con Ivan Eland para saber más.

Debemos prestar especial atención al auge de la inteligencia artificial como impulsora de mensajes no auténticos en Internet y como mecanismo para crear imágenes falsas perturbadoras. Estas formas sobrealimentadas de propaganda digital probablemente golpearán este año como una segunda oleada contra electorados ya desorientados por el impacto de las redes sociales

—  Nicholas J. Cull, profesor de Diplomacia Pública en la Escuela Annenberg de Comunicación y Periodismo de la USC

ENTREVISTA

Ivan Eland, director del Center on Peace & Liberty de The Independent Institute, EE.UU.

P: Se dice que 2024 no será un año triunfal para la democracia. ¿Está usted de acuerdo?

- Estoy de acuerdo en que no será un año triunfal. Aunque un número récord de países están celebrando elecciones, la calidad de las mismas importa. Muchas democracias no liberales o Estados autoritarios celebran elecciones para demostrar su legitimidad. Sin embargo, muchas de estas elecciones están sesgadas a favor del partido en el poder y no pueden calificarse de “libres y justas”.

P: ¿Cuáles son las posibles repercusiones a largo plazo de la polarización política, como se observa en Estados Unidos y otros países, sobre el concepto y la práctica de la democracia en todo el mundo?

- La polarización reduce las posibilidades de compromiso entre los partidos políticos. El compromiso ayuda a prevenir el conflicto político interno en el país. En los sistemas bipartidistas, los efectos de la polarización pueden ser peores porque toda la virulencia política se concentra en un solo partido. En los sistemas multipartidistas, la polarización puede atenuarse entre varios partidos y, a menudo, los partidos verdaderamente radicales pueden quedar apartados de las coaliciones de gobierno.

P: Teniendo en cuenta lo mucho que está en juego en las elecciones estadounidenses y sus posibles consecuencias a escala mundial, ¿qué puede hacerse a escala internacional para afrontar y prepararse para los resultados de unas elecciones cada vez más polarizadas e impactantes?

- Es probable que los países europeos estén planeando su respuesta si Trump gana e intenta salir de la OTAN. Además, los países deberían esperar que Trump aumente los aranceles y adopte una línea más dura en el comercio en general. También cerrará o restringirá la inmigración, lo que afectará a los países de los que proceden las personas. Si gana Biden, el sistema internacional sufrirá menos sobresaltos.

P: ¿Cómo puede la comunidad mundial hacer frente a la tendencia de creciente antiliberalismo y autoritarismo que se observa en varias naciones democráticas?

- La mayoría de estos países se resistirán a cualquier presión de la comunidad mundial para inmiscuirse en sus asuntos internos. El fenómeno político de “unirse en torno a la bandera” en oposición a tal presión puede permitirles incluso tomar medidas más draconianas para sesgar las elecciones o suprimir descaradamente la disidencia en cualquiera de sus formas. Los países necesitan que la democracia crezca de forma orgánica. Por tanto, los países democráticos deben abstenerse de humillar públicamente a las naciones no democráticas para que cambien o de imponerles sanciones económicas. En su lugar, los países democráticos deben seguir y protestar discretamente por las violaciones de los derechos humanos y concentrarse en mejorar sus propias democracias, que pueden servir de modelo para los países no liberales y autoritarios.

P: Con el auge de los sentimientos populistas y aislacionistas en diversas partes del mundo, ¿cómo podrían afectar los resultados de las elecciones de 2024 a la cooperación mundial en cuestiones acuciantes como el cambio climático, la salud pública y los derechos humanos?

- Los elementos populistas parecen surgir de los flujos de población a través de las fronteras. Así que cualquier reducción de las catástrofes climáticas o mejora del crecimiento económico, la salud pública y los derechos humanos dentro de los países podría reducir esos flujos de población perturbadores. La cuestión clave es si la cooperación mundial en estas cuestiones tiene un efecto mayor que el mero crecimiento de las economías nacionales. La mayoría de estos otros problemas pueden resolverse con economías en crecimiento. Incluso en el caso del cambio climático, cuanto más ricas son las personas, más se preocupan por su medio ambiente y pueden estar más dispuestas a cambiar a fuentes de energía con menos emisiones de carbono.

P: ¿Qué más cabe esperar?

- Por desgracia, las democracias no liberales e incluso los regímenes autoritarios son cada vez más sofisticados a la hora de fingir legitimidad. Esto implica la celebración de elecciones sesgadas o incluso simuladas para aumentar su fachada de legitimidad. Así que es de esperar que en el futuro se repitan. La gran pregunta es si la población creerá o aceptará estas apariencias superficiales.

LOS NÚMEROS

2 mil millones de personas en más de 50 países es la participación prevista en las elecciones de 2024 en todo el mundo.

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos