Noticias

Consigue tus propósitos de salud y bienestar con la ciencia

La salud integral es un mosaico compuesto por diversos aspectos, tales como un sueño reparador, la salud mental, una alimentación balanceada, la actividad física regular y una vida sexual sana. Metro explora cómo cada uno de estos elementos contribuye de manera significativa a un bienestar general y ofrece consejos prácticos para mejorarlos en 2024.

Checklist para mejorar tu bienestar en 2024

Dormir es importante

Un sueño de calidad afecta tanto a la salud mental como a la física. No sólo mejora el estado de ánimo y los niveles de energía, sino que también desempeña un papel fundamental en la salud del corazón, la regulación del azúcar en sangre, la función mental, la fortaleza del sistema inmunitario y el alivio del estrés. Una buena noche de sueño puede disminuir el riesgo de enfermedades e insuficiencias cardiacas, regular el azúcar en sangre, reduciendo así el riesgo de diabetes de tipo 2, y mejorar las funciones cognitivas. Además, un sueño adecuado está relacionado con el fortalecimiento del sistema inmunitario, lo que ayuda al organismo a combatir las infecciones y reparar los tejidos. Intenta acostarte más temprano y abstente de exponerte a luces brillantes, así como de utilizar el teléfono antes de dormir.

Enfoque en la mente

La salud mental es tan importante como la física. La atención plena, la meditación y las actividades de relajación pueden reducir enormemente el estrés y mejorar el bienestar mental general. El ejercicio mental regular, como los retos cognitivos y la interacción social, pueden mejorar la agudeza mental y ayudar a mantener una mente sana. Para tener un 2024 satisfactorio, considera la posibilidad de hablar con extraños, experimentar un susto emocionante y aceptar la imprevisibilidad de la vida. La ciencia sugiere que estas acciones pueden aumentar tu felicidad, tu capacidad de recuperación y reducir el estrés. Además, te sugerimos que aceptes un nuevo reto aprendiendo una nueva habilidad. Esto no sólo aumenta la plasticidad cerebral, ayudando a la adaptabilidad y recableado de la mente, sino que también enriquece tu crecimiento personal.

Cuida tu alimentación

Una dieta equilibrada es esencial para mantener los niveles de energía, el sistema inmunitario y la salud en general. Los alimentos ricos en nutrientes aumentan la energía y mejoran las funciones corporales, mientras que la moderación en la dieta ayuda a mantener un peso saludable y a prevenir enfermedades crónicas. Según la ciencia, una dieta variada con el equilibrio adecuado de hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales es crucial para el funcionamiento óptimo del organismo. Los estudios indican que la comida basura, incluidos los chocolates de después de comer, puede afectar negativamente a la salud mental y física. En cuanto a los alimentos “verdes”, las investigaciones han confirmado que un arco iris de frutas y verduras de distintos colores puede mejorar la salud del cerebro y reducir el riesgo de cardiopatías.

Recomendados

Trabaja tu cuerpo

La actividad física regular es vital para la salud y el bienestar. El ejercicio se ha relacionado con mayores volúmenes cerebrales en las regiones de la memoria y el aprendizaje, lo que indica su impacto positivo en las capacidades cognitivas. Actividades físicas como caminar, correr o hacer deporte pueden mejorar la salud cerebral, incluso con niveles moderados de actividad, como menos de 5.000 pasos al día. El ejercicio también fortalece los huesos y los músculos, mejora el funcionamiento diario y reduce el riesgo de caídas y lesiones en los adultos mayores. Se ha demostrado que aumenta las probabilidades de vivir más tiempo, e incluso pequeños incrementos de la actividad tienen un impacto significativo. En 2024, haz un esfuerzo por cuidar mejor tu piel. Este órgano tiene un impacto significativo en la salud general. Cuando la piel está seca o dañada, puede liberar sustancias bioquímicas que provocan inflamación en todo el cuerpo, lo que puede afectar a órganos vitales como el corazón y el cerebro. Un cuidado adecuado de la piel, que incluya el uso de protector solar y crema hidratante, puede hacer algo más que preservar tu aspecto juvenil; también puede influir positivamente en tu edad biológica.

Mejora tu vida sexual

Una vida sexual sana es importante para el bienestar general. La comunicación abierta con tu pareja y la comprensión de las necesidades personales son esenciales. Una vida sexual satisfactoria puede contribuir al equilibrio emocional y la salud física, mejorando la intimidad y la satisfacción de la relación. Para los padres que estén preocupados por tener conversaciones difíciles con sus hijos este año, los estudios demuestran que responder a sus preguntas de forma honesta y directa ayuda a crear una base positiva. De este modo, más adelante será mucho más fácil tratar temas más complejos.

UNA NUEVA VIDA OTRA VEZ

Anna Sirota, Directora Editorial, Metro San Petersburgo, Rusia

“¿Cómo te encuentras en las primeras semanas de trabajo? ¿Conseguiste recargar pilas durante las vacaciones, o ya estás contando los días que faltan para las vacaciones?

Siempre siento que necesito descansar después de las vacaciones. Me siento completamente agotada durante los fines de semana “largos”. Y no es que haga nada extraordinario, pero me canso muchísimo. Pero no hay escapatoria; tengo que volver de alguna manera al ritmo de trabajo.

Cada temporada de vacaciones, decido empezar una nueva vida. Pero antes tengo que acabar con mis malos hábitos. Tengo bastantes, pero hay tres principales que realmente me entorpecen.

En primer lugar, me encanta comer algo poco saludable por la noche, y comer por la noche en general. En segundo lugar, me acuesto muy tarde, y durante los días festivos o las vacaciones, mi hora de acostarme pasa a ser alrededor de las 3-4 a.m. Y en tercer lugar, soy perezosa. Cualquier actividad física es una tortura para mí. No me gusta el deporte, y ya está, aunque entiendo que el movimiento es vida. Así que, desde hace muchos años, intento encontrar una actividad que me guste. Ni siquiera voy a hablar de los gimnasios: son increíblemente aburridos. La idea de hacer footing me asusta por los problemas articulares y tener que madrugar.

No sé andar en bicicleta ni patinar sobre hielo. No soy buena nadadora. Hace diez años decidí probar el yoga. En general me gustó e incluso me hice más flexible, pero nunca aprendí a mantenerme de cabeza. Y en lugar de perder peso, engordé unos 7 kilos en 6 años.

Dejé el yoga y me puse a bailar. Qué puedo decir... es genial, divertido e interesante. Es beneficioso no sólo para el cuerpo, sino también para el cerebro. Dicen que bailar reduce el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Pero una mujer sola en este pasatiempo está en riesgo. A veces, te pasas media clase esperando tu turno para bailar con una pareja. (Por cierto, recomiendo las clases de baile a todos los hombres para aumentar su autoestima. ¿En qué otro lugar se formará una fila de mujeres para ti? A no ser que seas ginecólogo, claro) Pensé largo y tendido qué hacer al respecto y me acordé del aquaerobic.

Aquí no necesitas a nadie, sólo agitar los brazos y las piernas al ritmo de la música, intentando no tragar agua. Fui a una clase de prueba y me sorprendió comprobar que en los clubes deportivos, bastante caros, apenas hay jóvenes. En los vestuarios, las saunas y la piscina sudaban y jadeaban a mi lado sobre todo los “mayores”.

Después de pensarlo un rato, me di cuenta de que todo tenía sentido. Los niños ya son mayores, la jubilación aún está lejos y nuestros sueldos, dicen, están aumentando. Así que es el momento perfecto para empezar a preservar lo que nos queda de salud. Miré a estas “abuelas” tan geniales y me prometí a mí misma comprar una membresía en el nuevo año. En cualquier caso, es más fácil hacerlo que dejar de comer por la noche y acostarse más temprano. El considerable precio de la afiliación me motivará al menos al principio, y quizá consiga ponerme a ello. Todo el mundo lo hace, ¿por qué yo no? Les mantendré informados”.

La opinión del autor puede no coincidir con la opinión editorial.

Una mujer soltera en esta afición corre peligro. A veces, te pasas media clase esperando tu turno para bailar con una pareja

—  Anna Sirota, Directora Editorial, Metro San Petersburgo, Rusia
Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos