Noticias

Realizan el primer trasplante completo de ojo y de cara parcial del mundo

El trasplante incluyó un procedimiento innovador donde células madre adultas derivadas de la médula ósea del donante fueron inyectadas en el nervio óptico.

Grafica de la Cirugía. | Foto: Centro Médico Nyu Langone

La frontera en el campo de los trasplantes sigue expandiéndose. Un equipo de médicos del Centro Médico NYU Langone en EE.UU. ha llevado a cabo el primer trasplante completo de ojo y cara en el mundo. Este procedimiento marca un cambio significativo en las posibles terapias de la visión y ofrece esperanza para futuros avances en el campo médico.

La cirugía, realizada el pasado 27 de mayo a Aaron James, un militar de 46 años que sobrevivió a un accidente laboral, involucró el trasplante completo del ojo izquierdo y una parte de la cara de un único donante. James sufrió una descarga eléctrica mortal de 7200 voltios en junio de 2021, perdiendo su ojo izquierdo, su brazo izquierdo dominante, nariz, labios, dientes y más.

Primer trasplante

Este logro se convierte en el primer trasplante completo de ojo humano en la historia médica y el único caso exitoso de trasplante combinado de este tipo.

Aunque aún no se sabe si James recuperará la vista, desde la intervención de mayo de 2023, el ojo izquierdo trasplantado ha mostrado signos notables de mejoría, incluido un flujo sanguíneo directo a la retina. La retina, área en la parte posterior del ojo que recibe luz y envía imágenes al cerebro, ha mostrado un progreso excepcional.

Restablecer conexiones

El ojo humano está intrincadamente conectado al cerebro a través del nervio óptico, parte del sistema nervioso central y responsable de transmitir información visual al cerebro. Restablecer con éxito estas conexiones nerviosas es un requisito fundamental para un trasplante completo de ojo con el fin de restaurar la visión y uno de los mayores desafíos.

Los médicos trasplantaron con éxito una cara parcial y el ojo izquierdo completo, incluyendo órganos y tejidos circundantes.

El trasplante incluyó un procedimiento innovador donde células madre adultas derivadas de la médula ósea del donante fueron inyectadas en el nervio óptico, marcando el primer intento de mejorar la regeneración nerviosa durante un trasplante de ojo.

La médula ósea es un tejido esponjoso que se encuentra dentro de los huesos grandes del cuerpo. Las células madre adultas trasplantadas pueden funcionar como terapia de reemplazo y equipo de reparación natural, dividiéndose una y otra vez para crear células sanas que reemplacen los elementos dañados o disfuncionales.

“Este es el primer intento de inyectar células madre adultas en un nervio óptico humano durante un trasplante con la esperanza de mejorar la regeneración nervios”», señala A Samer Al-Homsi, director ejecutivo del Centro de Terapia Celular y Trasplante y profesor en el Departamento de Medicina de NYU Langone. “Optamos por usar células madre CD34 positivas, que se ha demostrado que tienen el potencial de reemplazar células dañadas y propiedades neuroprotectoras”.

Cirugía

La cirugía duró aproximadamente 21 horas y contó con la participación de más de 140 cirujanos, enfermeras y profesionales de la salud. Este es el quinto trasplante de cara realizado bajo la dirección de Eduardo D. Rodríguez, director del Programa de Trasplante de Cara en NYU Langone, y el primer trasplante completo de ojo conocido en existencia.

“El mero hecho de que hayamos logrado el primer trasplante completo de ojo exitoso con una cara es un logro tremendo que muchos pensaron que no era posible”, agregó Rodríguez. “Hemos dado un gran paso adelante y hemos allanado el camino para el próximo capítulo para restaurar la visión. Este logro no solo demuestra nuestra capacidad para enfrentar desafíos difíciles sino también para avanzar en el campo del trasplante y más allá”.

Recuperación

Desde la intervención, James ha mostrado una recuperación excepcional, siendo uno de los receptores de trasplantes de cara con un tiempo de recuperación más corto. En solo tres meses después de ser registrado para la donación de órganos, los coordinadores de LiveOnNY identificaron un donante ideal en otro hospital de Nueva York.

La colaboración con Depuy Synthes y Materialise desempeñó un papel crucial en la planificación y ejecución de la cirugía, utilizando tecnología 3D para una alineación precisa de huesos y colocación óptima de implantes. Este enfoque meticuloso permitió la integración exitosa de la cara y el ojo del donante en James.

Estoy muy agradecido al donante y su familia, quienes me han dado una segunda oportunidad en la vida durante su propio momento de gran dificultad. Espero que la familia encuentre consuelo al saber que parte del donante vive en mí”, afirmó James. “También estaré agradecido para siempre al Dr. Rodríguez y su equipo por cambiar mi vida”.

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos