Noticias

Otro avión de la Fuerza Aeroespacial traerá colombianos: esta vez llevará ayuda humanitaria a Gaza

El embajador de Palestina, Raouf Almalki, fue quien contó qué entregará el gobierno colombiano, en medio de las primeras declaraciones desde que estalló el conflicto

Llegada de colombianos repatriados de Israel por parte de la Fuerza Aeroespacial Colombiana

Desde que estalló el conflicto en Israel y Palestina, el Gobierno colombiano no ha sido ajeno. El presidente Gustavo Petro, como es usual, ha trinado en su cuenta de X más de 99 veces abogando por una negociación de paz urgente entre ambas naciones “donde se reconozca de manera integral el Estado palestino”. Y es que en sus mensajes, el jefe de Estado ha dejado clara su posición en rechazo a las incursiones de Israel, pero aun sin condenar las acciones terroristas de Hamás.

Esto llevó a tal punto, que Petro advirtiera romper relaciones con ese país, en respuesta al ministro de Relaciones Exteriores israelí, Eli Cohen y el embajador Jonathan Peled, subdirector general para América Latina, por sancionar a Colombia de “detener las exportaciones de seguridad” y llamar a la embajadora de Colombia en ese país, “para una conversación de reprimenda, tras las declaraciones hostiles y antisemitas del presidente de Colombia, Gustavo Petro, contra el Estado de Israel, durante la última semana”.

Y ante el panorama sombrío, los ánimos diplomáticos seguían sin calmarse, cuando -tras varias horas de silencio- el canciller Álvaro Leyva defendió al jefe de Estado Colombiano y pidió que lo respetaran. “El mundo busca una solución definitiva para Israel y Palestina basada en una visión histórica. No se destruye con insolencias ni suciedad intelectual”. Para luego, salir a rectificar que el embajador de Israel no había sido expulsado de Colombia, tras asegurar que lo “mínimo” era “irse”.

El encuentro para ‘limar’ asperezas

Ante el llamado de la opinión pública al Gobierno colombiano de aflojar una tensión diplomática; el presidente Gustavo Petro y el ministro de Relaciones Exteriores, Álvaro Leyva, se reunieron por separado con el embajador de Israel, Gali Dagan, y el embajador de Palestina, Raouf Almalki, el pasado 19 de octubre en una de las salas de la Casa de Nariño.

Fue Petro quien compartió las fotos del encuentro en el que se les vio sonrientes y posando cercanos. “Tuvimos una larga y franca conversación y creo que el interés común es seguir estas relaciones muy buenas que llevamos con Colombia por muchos años”, dijo Dagan en entrevista para Caracol Radio.

Por su parte, Raouf Almalki, indicó que le entregó “una carta de nuestro presidente Mahmud Abás en la que explica la postura del país y le agradece el apoyo que le ha dado al pueblo palestino y su condena de la masacre en la Franja de Gaza y otros lugares”.

Asimismo, durante la primera rueda de prensa que ofreció la embajada de Palestina desde que estalló el conflicto, el diplomático dijo que la Conferencia Internacional de Paz propuesta por el presidente Petro para Ucrania y esa Nación, “se está desarrollando porque es una iniciativa que acompañamos totalmente y pensamos que sí es factible para que en los próximos meses pueda llevarse a cabo. Esto, porque pensamos que el presidente Petro también puede recoger el apoyo de los países Latinoamericanos”.

Finalmente, Almalki señaló que en los próximos meses se abrirá la Embajada de Colombia en Ramala, Cisjordania. Un acuerdo entre ambos países. “La Embajada la hemos estado negociando desde hace un año y ha culminado con la decisión del presidente y su Cancillería, de abrir una embajada en los próximos meses”.

Un avión de la FAC saldrá con ayuda humanitaria a Gaza y traerá de regreso a otros colombianos

Actualmente, El Ministerio de Sanidad de Gaza, alertó sobre la necesidad urgente de donar sangre en los hospitales de Gaza y de recibir más apoyo médico -en medio del asesinato de 69 médicos, según la OMS-. Asimismo, Gaza denuncia que es tal el número de cadáveres que no hay ataúdes para enterrarlos y han tenido que recurrir a camiones refrigerados que usualmente son de helados, para almacenar los cuerpos.

Por esta grave crisis, el presidente Gustavo Petro anunció el pasado 15 de octubre que Colombia “enviará ayuda humanitaria a Gaza buscando el apoyo egipcio”.

Pues bien, casi dos semanas después, el embajador de Palestina en Colombia, Raouf Almalki, anunció que este miércoles un avión de la Fuerza Aeroespacial Colombiana-FAC volará hacia Egipto con elementos de higiene personal, alimentos no perecederos y colchonetas; además de medicamentos, agua y demás, entregados por colombianos en esa Embajada.

Pero esto no es todo, Almalki indicó que ese avión traerá también de regreso al tercer grupo de colombianos que aún claman al Gobierno salir de esos países en conflicto. “Según tengo entendido llega al Aeropuerto de Egipcia que está con la frontera de la Franja de Gaza y a su vuelta traerá también ciudadanos colombianos de la zona de medio oriente que están ahí en esa situación donde algunos Aeropuertos han dejado de funcionar debido a los bombardeos”, sentenció.

Así estalló el conflicto entre Israel y Palestina

El pasado sábado 7 de octubre, el mundo recibió la noticia del ataque del grupo terrorista, Hamás, contra la Franja de Gaza que hasta el momento ha dejado cerca de 1.400 israelíes -tres veces más desde que se registran víctimas en 2005- y 5.791 palestinos muertos en Gaza, de los cuales al menos el 40 % son niños (2.360) y 1.292 mujeres, según datos oficiales de organizaciones humanitarias.

En una incursión armada por cielo, tierra y aire, Hamás irrumpió en las viviendas, asesinando a personas y tomando a decenas como rehenes, en medio de un conflicto que se extiende desde 1948. “Esta ola de violencia no surge de la nada, sino que nace de un conflicto de larga duración, con 56 años de ocupación y sin un final político a la vista”, aseguró el secretario general de la ONU, António Guterres.

Por su parte, el Ejército de Israel ha lanzado desde el 7 hasta el 12 del octubre, 6.000 bombas, lo equivalente a un cuarto de bomba nuclear, que ha alcanzado 169.184 viviendas; 206 colegios; 26 mezquitas, 29 instituciones médicas dentro de las que estaba un el hospital cristiano al-ahli en Gaza, dejando a cerca de 500 personas asesinadas entre médicos, enfermos y desplazados.

“Los ciudadanos palestinos en el Territorio Palestino Ocupado (TPO) han enfrentado en los últimos tiempos un grado de represión que posiblemente no tenga precedentes. Durante los primeros nueve meses de 2023, las autoridades israelíes mataron a más palestinos en Cisjordania que en cualquier otro año desde que las Naciones Unidas empezaron a registrar las muertes de manera sistemática en el año 2005″, indicó Human Rights Watch, sobre parte del contexto histórico.

Ante esta escalada del conflicto, Yoav Gallant, ministro de Defensa de Israel, anunció un bloqueo total que afecta a miles de víctimas y refugiados que huyen de la guerra. “Ordené un asedio total sobre la Franja de Gaza. No habrá electricidad, ni alimentos, ni gas, todo está cerrado. Estamos luchando contra animales humanos y actuamos en consecuencia”.

Para HRW, este anuncio “equivaldría a un castigo colectivo ilegal, constitutivo de crimen de guerra”, rechazando igualmente, “las acciones presuntamente deliberadas de grupos armados palestinos contra civiles, los ataques indiscriminados y la toma de civiles como rehenes constituyen crímenes de guerra conforme al derecho internacional humanitario”.

Y es que debido a la ausencia de electricidad y combustible, todos los hospitales de la Franja de Gaza están operando parcialmente, a través de generadores con reservas de energía que se está agotando.

“Ya no damos abasto a tantos heridos. Esto es peor que una pandemia. No pueden más sin medicamentos, luz y agua. Además del agotamiento porque a todo segundo están llegando lesionados y muertos. Pedimos que se permita la entrada de combustible para que estos hospitales puedan seguir funcionando y no se conviertan en cementerios. Hay que abrir corredores humanitarios para que el resto de las necesidades también puedan llegar”, sentenció el embajador de Palestina en Colombia, Raouf Almalki.

Las víctimas de una guerra que parece no tener fin

Según fuentes oficiales israelíes citadas por la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, al menos 212 ciudadanos israelíes y extranjeros permanecen cautivos en Gaza por el grupo terrorista Hamás.

Mientras que el Ministerio de Sanidad de la Franja de Gaza, territorio palestino ubicado en el borde costero del Mediterráneo oriental entre Israel y Egipto, informó que el número de muertos ascendió a 5.791 personas y 16.297 heridos. Una cifra que según el Ministerio, supera en tan solo una semana en comparación durante los 51 días de la guerra de 2014. “Estos crímenes contra nuestro pueblo equivalen a una limpieza étnica”, dijo el portavoz del Ministerio, Ashraf Al Qudra.

En medio de las advertencias de Israel, más de dos millones de palestinos han tenido que desplazarse forzosamente al sur de Palestina en 24 horas, donde una franja con Egipto los espera con bloqueos por mar, tierra y aire, para evitar ser bombardeados en una gran ofensiva de las Fuerzas Militares Israelíes y mientras los hospitales, abarrotados por heridos, intentan sacar a las personas lo más pronto posible en medio de los escombros y carreteras destruidas.

“El 70 % de la población de las regiones de Gaza y del norte de Gaza, se ve privada de servicios de salud para refugiados después de que la UNRWA evacuara sus centros y suspendiera sus servicios”, aseguró Al Qudra, por medio de las redes sociales de la Agencia para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo.

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos